Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Miguel Herrera, preparador físico del CD Leganés, en la ciudad deportiva de Butarque. Ampliar foto
Miguel Herrera, preparador físico del CD Leganés, en la ciudad deportiva de Butarque.

Manual de verano de un preparador físico de la élite del fútbol

Miguel Herrera, el hombre que pone a punto a los jugadores del CD Leganés, explica cómo transcurre la pretemporada en la ciudad deportiva de Butarque

Los cortes in extremis de Bustinza, las arrancadas explosivas de En-Nesyri y el incansable achique de espacios que exhibió el CD Leganés el año pasado no son casualidad. Uno de los responsables del despliegue es Miguel Herrera, el preparador físico que aterrizó el año pasado en Butarque de la mano del técnico Mauricio Pellegrino. Herrera tiene la llave del cuerpo y la mente de sus jugadores, una responsabilidad delicada que nunca pasa desapercibida ante espectadores, prensa y club. ¿Su receta? "Concebir el trabajo siempre en función de nuestra forma de jugar", afirma. "Todo lo que hacemos tiene relación con el balón".

El preparador aparece en la ciudad deportiva vestido con los colores pepineros. Sobre el césped, a modo de demostración, hace un par de estiramientos con la flexibilidad de un faquir. Apostado en la ventana, un futbolista le tira una foto. "Material para bromas", asume divertido. Preciso en sus explicaciones, Herrera desgrana la puesta a punto de la plantilla. Un viaje que, paradójicamente, comienza con el fin de la competición, cuando el motor se para y llegan las vacaciones. Días imprescindibles sin las exigencias físicas y nutricionales propias de la élite.

La importancia de parar

"Cuando acaba la temporada, buscamos reducir el estrés fisiológico y psicológico de los jugadores. Y, aunque hay mecanismos para controlarlo, es muy difícil que no se alcance cierta saturación", explica Herrera, que empezó su carrera en 1997, en el Levante UD, entonces en Segunda B, y ha militado en clubes como Nacional de Montevideo (Uruguay) o Liga de Quito (Ecuador), formando también parte del staff de la selección de Mauritania. "Por eso es importante que desconecten. Que durante un par de semanas se olviden de los entrenamientos y se centren en la familia, el ocio, sus intereses".

El preparador físico del CD Leganés en el gimnasio de la ciudad deportiva del club. ampliar foto
El preparador físico del CD Leganés en el gimnasio de la ciudad deportiva del club.

El asueto ha quedado atrás. El plantel está inmerso en un periodo de reinicio y reactivación. Casi todos los jugadores ya están bajo las órdenes de Pellegrino, el entrenador con el que Herrera afronta su segundo año en el cuerpo técnico leganesense. "Es una persona que piensa mucho las cosas, reflexiva y que te deja trabajar", comenta el valenciano del Flaco mientras recorre los pasillos de la ciudad deportiva. Pese a ser martes, hay trasiego. Rubén Pérez se deja ver por el gimnasio, otros charlan mientras el readaptador les estira los músculos y el parking está copado de vehículos. Incluso algún aficionado se ha acercado para fotografiarse con los jugadores y conocer a las dos nuevos fichajes, el delantero Juan Muñoz y el portero Grandi, presentados este mismo día. ¿Cómo ha encontrado Herrera a sus jugadores? ¿Hay pereza de vuelta al cole? "Han llegado muy bien, en condiciones óptimas, y con muchas ganas de trabajar", responde. Se marca un objetivo claro para lo que queda de pretemporada: trabajar una base física mínima, individualizada para cada futbolsita, sobre la que poder edificar después.

Pero Herrera no pone el foco en la mera potencia. En su libreta, la clave para retornar con garantías a la actividad física pasa por la flexibilidad. "Más que potenciar la fuerza tratamos de disminuir el tono muscular y ganar en movilidad articular. Así los jugadores llegan mucho más relajados al inicio del campeonato. En este periodo, no queremos que supediten su vida al entrenamiento. Hacemos ejercicios sencillos y claros. Cuanto más lo compliquemos, peor para el jugador. Si le pedimos mucho de golpe, puede ocurrir que acabe por no hacer nada", detalla.

 

Cuerpo y mente

La metodología que sigue el CD Leganés se conoce como periodización táctica. Su máxima es que cualquier ejercicio físico se relacione con el juego. Algo remoto cuando Herrera comenzó su andadura, hace 20 años, y estaba en boga el manual de referencia de Álvarez Villar, del que se importaban ejercicios concebidos para el atletismo. Con el paso de los años, el balón ha ocupado el centro de la preparación. También otra faceta, la emocional, ha ganado peso.

"Es más importante la parte emocional que la condicional. Tiene una incidencia muy grande sobre nuestro físico", considera Herrera. "Si estás bien en ese aspecto los límites se amplían. Como un jugador que conocí, que decía de otros 'este está en momento azucarillo". El regreso al trabajo puede ser estresante. Sucede a veces con los nuevos fichajes, que han de familiarizarse con las instalaciones, el plantel, el personal del club. Cada jugador, además, tiene sus ritmos. Unos alcanzan la forma antes que otros, y el preparador tiene un papel importante en esa escalada al punto dulce. "Nosotros somos unos educadores y tenemos que ser sensibles con las características de cada uno. Darles el trabajo y también el cariño, ser receptivos a sus estados anímicos", señala.

Herrera entiende que la eficiencia de estos métodos se ha multiplicado gracias al cambio de mentalidad de los profesionales. "En 20 años te das cuenta de cómo han evolucionado las cosas, sobre todo la autoexigencia de los jugadores. Están más concienciados. Para alargar su vida deportiva se tienen que cuidar: alimentación, hábitos, sueño, estiramientos. A estos niveles, dos o tres años más de carrera les facilitan el futuro. Y esto deja una gran riqueza de cultura del deporte para los que vienen", reflexiona. A la pregunta de cuál es, un su opinión, la motivación primera para que los jugadores entrenen, el preparador responde parafraseando a Pako Ayestarán: "Al final, el mejor estímulo es la competición".

Montaje con algunos de los estiramientos que Miguel Herrera hace con la plantilla del CD Leganés. ampliar foto
Montaje con algunos de los estiramientos que Miguel Herrera hace con la plantilla del CD Leganés.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >