Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Descensos en patín a 90 km/h y otras acrobacias en los World Roller Games

Barcelona acoge el mayor acontecimiento internacional del patinaje: once disciplinas y más de 4.000 atletas

El descenso es una de las disciplinas más espectaculares de los World Roller Games.
El descenso es una de las disciplinas más espectaculares de los World Roller Games.

El mundo del patinaje ha renovado su imagen por una más moderna y global. La antigua federación internacional se llama ahora World Skate; a las tres modalidades clásicas (hockey, patinaje artístico y velocidad) se han sumado ocho genuinamente urbanas y sus respectivos Mundiales se agrupan en los World Roller Games.Pocos deportes han experimentado una transformación tan radical para adaptarse a las audacias impuestas desde la calle y dar a luz al mayor evento del mundo de roller y skateboard: once disciplinas y 4.120 atletas de 81 países. Barcelona, la única ciudad en la que el hockey patines se incluyó en unos Juegos Olímpicos, volverá a estar en la vanguardia para acoger del 4 al 14 de julio una cita que promete vertiginosos descensos a más de 90 km/h y cabriolas imposibles.

“Hemos cambiado lo tradicional para hacerlo más urbano, más actual, más moderno y más inclusivo”, comenta Carmelo Paniagua, presidente de la Real Federación Española de Patinaje (RFEP), sobre un torneo que nació hace dos años en Nankín (China). Tras un meritorio séptimo lugar en el medallero, la delegación española tratará de mejorar sus resultados en una segunda edición a la que aportará 361 atletas, el segundo país con más participantes por detrás de Italia, con 445.

Paniagua confía en que la celebración de la cita en España sirva para seguir ganando adeptos y  aumentar los recursos de manera que cada vez haya más profesionales. Un aspecto en el que destaca como “punto de inflexión” la colaboración que desde hace más de tres años recibe de la LaLiga a través del proyecto LaLigaSports, que dedica un 1% de los ingresos de la venta centralizada de los derechos audiovisuales del fútbol a ayudar a 64 federaciones, entre ellas la de patinaje. “Es una relación muy enriquecedora y satisfactoria. A nosotros nos dan una plataforma de visibilidad privilegiada y la aportación económica permite costear los gastos de la Seguridad Social y que muchos atletas coticen. Es un gran avance”, explica. Las competiciones se podrán seguir por el canal de LaLigaSportsTV.

Los nuevos campeones del patinaje

“Había una necesidad de organizar a nivel competitivo prácticas deportivas que eran más alternativas y anárquicas”, argumenta el presidente de la RFEP sobre un proceso que ha normalizado los gustos que se imponían entre los jóvenes. La apuesta de la federación ha merecido la pena, ya que los espectadores ahora pueden disfrutar de novedades poco convencionales. Entre ellas destacan el descenso, donde los corredores alcanzarán los 90 km/h para ser los más rápidos en bajar desde la montaña de Montjuïc, y el roller derby, que vive un revival tras ser popularizado en los años cuarenta en EE UU por mujeres. Al combinar patinaje y contacto, sus carreras por equipos en los que se puede obstaculizar al rival a la manera del rugby garantizan grandes dosis de emoción.

Un menú prometedor al que hay que sumar otro plato fuerte: las modalidades de estilo libre. Los torneos de skateboard y scooter aseguran giros imposibles de 360 grados y trucos de vértigo sobre barandillas, rampas y escaleras. Además, serán una oportunidad única para ver en directo estrellas del freestyle como el tricampeón del mundo, Jordan Clark, o los dos últimos ganadores del certamen mundial de skateboard street, la japonesa Aori Nishimura y el estadounidense Nyjah Huston.

El deportista Marc Morera durante un entrenamiento previo a los World Roller Games.
El deportista Marc Morera durante un entrenamiento previo a los World Roller Games.

“Somos expertos en explicar lo que hacemos porque casi nadie nos conoce”, bromea al teléfono Marc Morera (19 años, Barcelona). A él lo del alpino, un tipo de patinaje reconocido oficialmente en 2011, le cogió tan por sorpresa que cuando lo empezó a practicar a los 13 años ni siquiera sabía que era un deporte. En verano, los miembros de su club de esquí se calzaban los patines y cambiaban la nieve por el asfalto para seguir entrenando. Sin saberlo, en esas bajadas en eslalon por el parquin de la estación de Masella, en el Pirineo catalán, se estaba gestando un gran patinador en lugar de un esquiador. “Hace cinco años mi entrenador se dio cuenta que en otros sitios de Europa se organizaban competiciones, así que nos lo fuimos tomando más en serio”, explica Morera, que cosechó un gran triunfo en los World Roller Games de 2017 al hacerse con una plata en una actividad que traslada la técnica y las normas del descenso con esquís al pavimento.

La patinadora Mery Muñoz durante una competición.
La patinadora Mery Muñoz durante una competición.

“Para los deportistas es una gran noticia que se organicen este tipo de torneos. A más eventos, más reconocimiento”, cuenta Mery Muñoz, bilbaína de adopción de 29 años, que también repetirá en la segunda edición de los juegos en la categoría de roller freestyle. Muñoz dejó hace tres años un trabajo en una tienda de móviles para lanzarse a por su sueño de ser atleta profesional. Por el camino, ha abierto una escuela de patinaje, ha sumado patrocinadores y ha ganado un apoyo institucional que considera vital: “En España creo que la situación es buena. Yo he podido ir a competir a China o a Japón gracias a las ayudas. En los juegos de Barcelona mientras yo estaré en el hotel, una amiga de Inglaterra que también compite dormirá en mi casa. Ella se lo ha tenido que costear todo”.

El torneo será una “oportunidad primordial” para todos los atletas sea cual sea la modalidad que practiquen, opina Paniagua. Un convencimiento que comparte con Xavier Moyano, miembro del comité organizador y gerente de la RFEP, que además confía en poder ensanchar la familia de la rueda pequeña: “Hay competiciones con un público más familiar y otras que triunfan entre adolescentes. Queremos llegar a la mayor gente posible”, indica.

El alto nivel competitivo está garantizado, ya que en la mitad de las once modalidades de patinaje acudirán los actuales campeones del mundo. Durante once días, 4.120 atletas disputarán 128 competiciones en diversas localizaciones de Barcelona y otras ciudades del área metropolitana. En particular, Moyano destaca la final de los 100 metros de patinaje de velocidad, que se celebrará en el céntrico Paseo de Gracia. “Va a ser de los grandes eventos deportivos que ha habido y que habrá en la ciudad en los próximos años”, vaticina.

Un menú repleto de propuestas atractivas

Con once modalidades de patinaje diferentes y un variado surtido de pruebas, en los World Roller Games habrá mucho por escoger para encontrar grandes emociones deportivas. Para los que no quieran perderse lo esencial, estos acontecimientos son los más destacados de once días de competición que los espectadores podrán seguir a través de LaLigaSportsTV desde las aplicaciones de Apps de iOS y Android para móviles y tabletas, Samsung Smart TV, Mirroring (Chromecast, Apple TV, Samsung) y la página web.

  • Ceremonia Inaugural - 4 de julio - 20:30 a 21:30
  • Finales Skateboarding Street - 7 de julio - 12h a 14h
  • Finales Roller Freestyle - 7 de julio - de 15:15h a 18:30h
  • Patinaje Artístico - Finales Programa Corto - 11 de julio - 13:35h a 17:15h y 17:30h a 20h
  • Patinaje de Velocidad - Final 100m Sprint - 13 de julio - 20h a 20:30h
  • Patinaje de Velocidad - Final Maratón - 14 de julio - 08h a 11:30h
  • Finales Hockey Patines - 14 de julio - de 12h a 14h y de 18h a 20h
  • Ceremonia de Clausura - 14 de julio - 22:30h a 23:30h

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información