Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Sin invitarlos a desayunar al Ritz no habría conseguido entrevistas con ministros, banqueros ni cardenales”

Antes que una de las autoras más exitosas de la literatura en español, Julia Navarro fue una de las primeras periodistas en dedicarse, tras la dictadura de Franco, a la crónica parlamentaria. "Éramos muy pocas mujeres, todas muy jóvenes. Tuvimos que organizar una suerte de club, 'los desayunos del Ritz', al que invitábamos entre cinco mujeres a un político. Si no, no habríamos conseguido entrevistas con presidentes del Gobierno, ministros, banqueros ni cardenales".

Navarro inició su camino en la ficción literaria a los cincuenta y, desde entonces, ha publicado siete novelas que han vendido millones de ejemplares en una treintena de países. Movistar Plus prepara una adaptación de Dime quién soy, cuya trama recorre acontecimientos históricos desde la Guerra Civil hasta la caída del muro de Berlín. Sobre ella, sobre las dificultades que para Navarro está suponiendo la versión fílmica de su libro, charla con Juan Luis Cano (Gomaespuma). "Ha sido un enorme sufrimiento. Es muy difícil dejar una criatura mía en manos de guionistas y un director. Creo que me he convertido en una persona absolutamente odiosa para unos y otro", explica sonriendo. Al menos, cuenta como consuelo Navarro, la serie estará protagonizada por Irene Escolar, a quien considera una de las mejores actrices de su generación.

La escritora es también una firme combatiente de quienes piratean, de quienes no consideran estar apropiándose ilícitamente de una película cuando hacen clic para verla sin pagar. "No irías a un supermercado y te llevarías un tomate". Subyace en ese hecho, según la autora, la idea de que los trabajos creativos no son oficios. La solución la halla en la educación: "No es una decisión ingenua la desaparición paulatina de las humanidades de los planes de estudio. Son las que nos ayudan a tener herramientas para ser ciudadanos críticos".

"Me preocupa mucho la dictadura de lo políticamente correcto, hay una censura sutil que ocasiona que todo el mundo tenga miedo a salirse de los cánones establecidos. No se puede juzgar el pasado con los ojos del presente porque, entonces, nada aguanta. Yo cada vez estoy más decidida a ser políticamente incorrecta en todos los órdenes".

Esta es la quinta entrega de un proyecto conjunto con Renfe en el que personalidades de distintas disciplinas (literatura, ciencia, cine, deportes...) irán desvelando, en distintos escenarios, su futuro cercano, su Próxima estación, en charlas con Juan Luis Cano.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información