Memoria y tecnología para devolver oxígeno al planeta

Juan Carlos Sesma es el creador de CO2 Revolution, una empresa emergente que busca reducir la emisión de gases de efecto invernadero con reforestaciones masivas a través de semillas inteligentes, Big Data y drones

Si la historia de Juan Carlos te ha hecho pensar y tú también quieres ayudar a esta causa para cambiar el mundo

ACTÚA

A los pocos días de nacer, la sillita de Juan Carlos Sesma (Mélida, 1983) ya estaba aparcada en la tienda de ultramarinos que, hasta hace unos meses, regentaba su madre en un pequeño pueblo de Navarra.

Quizás allí, desde ese particular micromundo de productos frescos y conservas, empezase a gestarse la carrera de este especialista en optimización de procesos que un día se propuso buscar la fórmula para resolver la deforestación masiva, responsable en gran parte del cambio climático.

En CO2 Revolution, una startup calificada en la South Summit de 2018 entre las 100 mejores del mundo, Juan Carlos y su equipo mezclan Big Data, drones y semillas eficientes para reforestar grandes superficies devastadas por los incendios y reducir los gases de efecto invernadero a través de la creación de ecosistemas naturales. Cada dron puede plantar entre 100.000 y 1.000.000 de árboles en un día.

La búsqueda de la eficiencia para mejorar el mundo

Hace cuatro años, mientras Juan Carlos vivía y trabajaba en Bogotá (Colombia), el destino hizo que un fenómeno vital irrumpiese al mismo tiempo que se declaraba un terrible incendio en la Sierra de Montserrat, que rodea la capital colombiana. Como un chispazo, surgió la pregunta: “Si me dedico a optimizar procesos, ¿por qué no me dedico a pensar en algo muy eficiente, pero con un beneficio medioambiental y social?”. Ahí empezó una profunda investigación sobre la deforestación.

Wenceslao Saéz, ingeniero, con uno de los drones de CO2 Revolution.
Wenceslao Saéz, ingeniero, con uno de los drones de CO2 Revolution.Somos5

La idea se había gestado en aquella tienda de ultramarinos, enclavada en un entorno de naturaleza y mundo rural, pero también desde otro espacio que resultaría clave en el proceso: el Monasterio de la Oliva, donde reside una congregación de monjes cistercienses con los que su familia guarda una gran amistad desde siempre.

“Recuerdo visitar a los monjes, que siempre nos recibían con alegría y que vivían en total austeridad”, comenta Juan Carlos. “Entrabas al monasterio, a esas naves inmensas, sin ningún tipo de decoración y muy bien construidas, y veías que ahí había una ciencia detrás muy estudiada, muy eficiente… ¡llevan nueve siglos en pie!”.

Cuando Juan Carlos empezó a buscar la forma de materializar un tipo de semillas inteligentes que lograsen germinar con éxito en grandes superficies, la primera persona a la que acudió fue al hermano Enrique Carrasco, que en el Monasterio de la Oliva, lleva más de 60 años entre viñas, invernaderos y frutales. “En febrero de 2015 empezamos con las primeras experimentaciones y allí están los primeros árboles que salieron del embrión de semilla inteligente inicial”.

Datos para reproducir ecosistemas completos

La base de todo el proyecto funcionaba. La particularidad de sus semillas, protegidas por una cápsula biodegradable, es que ya están germinadas y van acompañadas de todos los elementos que las permiten contar con un 80% de posibilidad de éxito en su primera fase de crecimiento, la más crítica.

En la siguiente fase entra de lleno la memoria. A través de un complejo sistema de Big Data, ideado y dirigido por otro de los integrantes de la empresa, José Javier Sesma, se recogen todas las variables imprescindibles de la zona a reforestar: la temperatura, las precipitaciones, los tipos de suelo, las especies autóctonas, los requerimientos de las poblaciones locales…

Juan Carlos Sesma.
Juan Carlos Sesma.Pepo Jiménez

La idea de crear ecosistemas completos (muy alejados de esa imagen tan frecuente de filas y filas perfectas de árboles de una misma familia), requiere que las semillas sean variadas, eficientes y que puedan extenderse en grandes cantidades y en el menor tiempo posible por amplias superficies de terreno de difícil acceso. El coste económico y humano que implica este proceso había supuesto una enorme barrera. Hasta ahora.

“Nos queremos enfrentar a un problema inmensamente grande con métodos del siglo XIX. Las brigadas de personas para reforestar representan un proceso muy lento, muy costoso y en muchos casos inabordable. La realidad es que no se puede reforestar ni una ínfima parte de lo que se destruye cada año”, apunta.

Uno de los drones de la empresa CO2 Revolution.
Uno de los drones de la empresa CO2 Revolution.

Para muestra, el ejemplo de España: en la última década, los incendios han destruido un promedio de 100.000 hectáreas anuales. Con los medios actuales solo una ínfima parte ha podido ser reforestada. “Algunos estudios hablan de que solo se recupera el 3% de las hectáreas que se queman cada año”, puntualiza Juan Carlos.

Para solucionar este problema entra la tercera parte del proyecto: el vuelo y la inteligencia artificial de los drones. “Si una persona puede reforestar alrededor de una hectárea en dos semanas de trabajo, con un dron podemos reforestar cien hectáreas en un solo día. La eficiencia en tiempos y en costes es brutal, da igual lo abrupto que sea el terreno, puedes hacerlo en cualquier sitio, en cualquier momento y de una forma ciento de miles de veces más barata”.

Con el dron, que lleva incorporado un dispensador de semillas y que ha sido diseñado por el ingeniero industrial Wenceslao Sáez, se puede llegar a los lugares más inaccesibles. Gracias a un software, se hace un seguimiento de cada semilla lanzada al terreno a lo largo de su crecimiento.

Bonos de carbono para hacer más grande el círculo

El gran debut de CO2 Revolution, del que forman parte desde el principio Gloria Herrero, pareja de Juan Carlos, y Javier Sánchez, fue el año pasado, en el Parque Natural del Alto Tajo, en Guadalajara. El parque sufrió en 2012 uno de esos incendios que lo arrasan todo (no solo los árboles, sino también la memoria colectiva del espacio) y donde, siete años más tarde, en algunas zonas apenas había crecido maleza.

Detalle de las semillas inteligentes que esparcen los drones de CO2 Revolution.
Detalle de las semillas inteligentes que esparcen los drones de CO2 Revolution.

En cinco meses de trabajo, en CO2 Revolution no solo habían conseguido sembrar 1,5 millones de árboles en el parque, sino que introdujeron el concepto de los “bonos de carbono”. Han abierto la puerta a que empresas, entidades públicas o personas individuales puedan compensar su huella de carbono. Teniendo en cuenta que el proceso de reforestación que proponen es eficiente e infinitamente más barato que los métodos tradicionales, la compensación del carbono se convierte en una posibilidad más accesible para todos.

Cuenta Juan Carlos que en su memoria han resonado siempre algunas de las frases que han pronunciado las personas importantes de su vida. “En el monasterio siempre decían que el único objetivo en esta vida tiene que ser dar buenos frutos y que tiene que ser en la mayor escala posible”, comenta. “Esa frase se me quedó grabada y ha sido como una especie de obsesión, aquello que desarrolles tiene que generar utilidad para los demás, para el medio ambiente, para la sociedad y a ti te tiene que ayudar a buscar un poco tu lugar en el mundo”.

¿Quieres conocer la historia completa?

Mírala

Escúchala

Contenido adaptado del vídeo de Juan Carlos

00:00

Solo el 3% de la superficie quemada en España se reforesta. Juan Carlos Sesma es el fundador de CO2 Revolution una startup que utiliza drones y semillas inteligentes para combatir la reforestación de una forma 100 veces más eficaz que la tradicional.

00:27

Más información

JUAN CARLOS SESMA: Mi madre tiene un pequeño comercio, una tienda de ultramarinos. Cuando me tuvo a mí y a mi hermano, a la semana ya estaba con la sillita... Nos hemos criado prácticamente en la tienda.

00:36

JUAN CARLOS SESMA: El tema de dedicarme a optimizar procesos creo que me viene más bien por el tema de observar y de pasar muchos días acompañando a mi madre. Pues veías cada pequeño proceso y te imaginabas cómo hacerlo de una forma más rápida.

00:51

JUAN CARLOS SESMA: En el año 2014 estaba viendo en Bogotá, en esos días se había declarado un incendio en la sierra de Montserrat. Salían imágenes en la televisión de zonas de alta sequía, de animales muertos por la falta de agua... y dices: aquí se está evidenciando muchísimo lo que está ocurriendo en el mundo.

01:08

JUAN CARLOS SESMA: Y justamente empiezas a sufrir y a vivir muy de cerca el tema de las consecuencias del cambio climático.

01:13

JUAN CARLOS SESMA: Vamos a intentar aplicar un método que pueda ayudar a combatirlo de forma global, pero que sea lo más escalable, lo más barato y lo más rápido posible, pero que tenga un beneficio ambiental y social. Y ahí es cómo nació el primer germen de CO2 Revolution.

01:29

JUAN CARLOS SESMA: Si hablamos por ejemplo del tema de combatir la reforestación nos encontramos con unos medios que son casi arcaicos.

01:36

JUAN CARLOS SESMA: Con los medios actuales un pequeño porcentaje de la misma se reforesta. En muchos casos tampoco es porque no se quiera hacer, es que no se puede hacer.

01:46

JUAN CARLOS SESMA: CO2 Revolution es llevar al campo de la eficiencia y apoyándonos en las nuevas tecnologías una posible solución para el tema de la reforestación, creando un método mucho más rápido y eficiente.

02:01

JUAN CARLOS SESMA: CO2 revolución se apoya en Big Data, que al final es una gran base de datos que tiene que reunir información de todas las variables y que analizando esas variables diseñe la estructura vegetal más completa que se pueda realizar.

02:17

JUAN CARLOS SESMA: Todas las semillas que utilizamos vienen protegidas que ya hace que los depredadores no las identifiquen como alimento y aparte se le añaden los elementos que nos dicen nuestro biólogos que necesita esa semilla para que tenga el potencial de convertirse en árbol.

02:33

JUAN CARLOS SESMA: El concepto de CO2 Revolution es reforestar a gran escala. Con un dron podemos reforestar 5 hectáreas en 10 minutos. Puedes hacerlo en cualquier sitio, en cualquier momento de una forma pues cientos o miles de veces más rápida y más barata.

02:46

JUAN CARLOS SESMA: Queremos crear una nueva forma de hacer las cosas que se pueda aplicar en cualquier lugar y que realmente tenga la capacidad de reforestar todo aquello que se destruye cada año a nivel global.

Este contenido ha sido elaborado por Yoigo.

Archivado En: