Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cinco viajes en busca de un proyecto ganador

Los cinco finalistas de la III edición del Programa Imparables de Aquarius reciben en sus respectivas ciudades la visita de sus mentores. ¿El objetivo? Conocer de primera mano los detalles y las necesidades de cada propuesta

Los cinco finalistas de la III edición del Programa Imparables de Aquarius, las becas de emprendimiento intergeneracional para mayores de 60 años, avanzan sin tregua en su periodo de formación. Elegirlos no ha resultado sencillo, ya que se han presentado más de 70 ideas. Ahora, durante un mes, los cinco emprendedores séniores seleccionados reciben formación académica y mentoría de la mano de cinco jóvenes empresarios de éxito, que les guían de manera individual para poder mejorar sus ideas.

Con las parejas ya elegidas, cada mentor ha visitado la ciudad del sénior al que ayuda y asesora. El objetivo es que cada uno conozca mejor y más de cerca el proyecto de la mano de su protagonista. Todas las iniciativas seleccionadas coinciden en su originalidad y en su enfoque de emprendimiento social. De momento, los finalistas ya han obtenido 2.000 euros de capital semilla y durante cuatro semanas pueden sumar otros 1.000 euros si superan un reto vinculado al plan de negocio. En la última gala, un jurado experto y un equipo de Business Angels elegirá al ganador final, quien obtendrá un premio de 3.000 euros.

Georgina Regas y Pablo Ruibal, en Girona.

La finalista más veterana tiene 86 años y es de Girona. A través de su Cooperativa de Madres de Ziguinchor, Georgina Regás enseña a madres de esta localidad de Senegal a elaborar confituras para proporcionar una vida más digna a las familias de esta región. Hasta Girona ha viajado su mentor Pablo Ruibal, cofundador de la plataforma online especializada en alquiler de barcos Boatjump, para conocer mejor a Georgina, a quien la edad no le supone ningún freno. Su agenda está repleta de viajes, reuniones y sesiones de trabajo en las que comparte todo lo que sabe para ayudar a los demás. “Tengo un punto de curiosidad que nunca he perdido. No me he inventado nada, lo único que sé hacer son confituras y pensé que mi ayuda podría servir para que esas familias [de Senegal] pudieran mejorar su situación”, explica Georgina. La intención de Pablo, que ha decidido poner todo su esfuerzo en sacar adelante en este proyecto solidario, es ofrecer varias pautas de mejora como producir confituras con menos costes para tener mayor rentabilidad y mejorar la distribución para llegar a más puntos de venta. “Una de las claves es tener un buen líder, y tengo clarísimo por qué Georgina ha llegado hasta aquí”, sostiene Pablo, que tras este encuentro admira aún más a esta emprendedora que contagia ilusión. 

Gala Freixa y Paco Estrellan, en Mataró.

También hasta Cataluña, en concreto a Mataró, ha viajado Gala Freixa, fundadora de Sheedo Paper, para conocer más sobre Paco Estrella y su proyecto Nuss. Después de haber trabajado en la industria de la iluminación, Paco busca reinventarse a sus 63 años mediante una propuesta más ambiciosa y que le llene emocionalmente. Con Nuss, quiere alejarse de la industria en masa de la iluminación. Para ello, pretende darle valor a la propia pieza de iluminación decorativa, buscando el aporte de artesanos y poniendo el foco en los beneficios socioculturales, el bienestar y el cuidado del medio ambiente. “En el proyecto tienen una participación fundamental los chicos y chicas de la Fundación Maresme, que se encargan del montaje, embalaje y reparto del producto”, cuenta Paco. Para Gala, es primordial en esta primera fase centrarse en el usuario. “Es lo primero que hay que hacer, antes de la propuesta de valor, de los costes, antes de los ingresos…”, argumenta. 

Rosa Sardonil y Jaime Garrastazu en Burgos.

Creando puentes es el proyecto que impulsa Rosa María Sardonil (62 años). Con él, busca activar al colectivo empresarial de la ciudad de Burgos para incentivar la inserción sociolaboral de jóvenes en riesgo de exclusión social implicando voluntariamente a sus trabajadores en el desarrollo profesional de estos chicos y chicas. El cofundador y responsable de marketing de la compañía online de zapatillas Pompeii, Jaime Garrastazu, ha visitado Burgos y allí ha comprobado de cerca la actividad frenética de Rosa, quien no se imagina un día de su vida sin hacer nada, sin trabajar, sin sentirse activa. “Se trata de conectar a las empresas con estos jóvenes en riesgos de exclusión para que ellos sean partícipes de este empoderamiento”, sostiene Rosa sobre su propuesta. Esta emprendedora le ha hecho ver a Jaime lo que significa este proyecto para ella y todo el esfuerzo que implica sacarlo adelante. Gracias a su punto de vista millennial, Jaime ha ayudado a Rosa a colocar todas las piezas de su idea y a unificarlas para que Creando puentes sea un éxito. 

Xaime Fandiño y Daniel Jiménez en Santiago de Compostela.

A otra localidad del norte de España se ha desplazado Daniel Jiménez, fundador de la plataforma de viajes y experiencias Waynabox, para acompañar a Xaime Fandiño, Fandi (66 años) y saber más sobre su proyecto Vulnerables, mediante el que fomenta el envejecimiento activo e intergeneracional. Por las calles de Santiago de Compostela, Fandi ha explicado que su objetivo es acabar con los guetos generacionales mediante ideas vinculadas al arte, la cultura y el ocio. Daniel ha aprovechado el viaje para conocer mejor a Fandi, quien divide su vida entre impartir clases en la universidad y su familia. Y siempre saca tiempo para tocar con su banda de música, compuesta por gente de distintas edades y con la que Daniel también ha podido compartir actuación. Finalmente, el tándem Fandi-Daniel se ha centrado en un proyecto de autocaravanas intergeneracionales. “He terminado inspirado por todas las ideas que Fandi quiere desarrollar”, admite el joven mentor, quien está convencido de que esta idea tiene muchos puntos a favor para salir adelante. 

María Fernández-Onieva y José Manuel de Ben en Sevilla.

Hasta Sevilla se ha desplazado María Fernández-Onieva, fundadora de la firma de calzado personalizado Uniqshoes, para ayudar a José Manuel de Ben, quien a sus 68 años quiere hacer sostenible la impresión 3D mediante una red de puntos limpios en los que se recuperan, valorizan y reciclan los residuos que genera esta actividad. Además, en este servicio de reciclaje trabajan personas en riesgo de exclusión social de difícil acceso al mercado laboral. María conoce bien Sevilla y sabe que en esa ciudad la inspiración fluye y cualquier proyecto se vuelve grande. Es lo que ha ocurrido con 3D Impact, que es como ha bautizado José Manuel a su idea. Este emprendedor ha explicado a María lo importante que es empezar a reciclar el plástico que usamos para las impresiones en tres dimensiones. “Estoy feliz de poder ayudarte. Espero que te sirva de algo mi pequeña aportación”, dice María.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >