Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las herramientas definitivas para conciliar vida personal y laboral

La tecnología ha derribado los muros de la oficina gracias a la flexibilidad aportada por nuevos dispositivos y aplicaciones de colaboración y comunicación

Las herramientas definitivaspara conciliar vida personal y laboral

El día a día del empleado digital

Cada vez falta menos para que el museo de las reliquias de oficina le haga un hueco al puesto de trabajo conformado por un ordenador de escritorio y un teléfono fijo. Ahora, las compañías prefieren aportar más agilidad y flexibilidad a sus profesionales mediante tres tipos de herramientas: nuevos dispositivos de acceso al entorno corporativo (tabletas, teléfonos inteligentes, portátiles...), aplicaciones de colaboración y sistemas de comunicación de voz y datos. "Esto genera una nueva experiencia donde el puesto de trabajo ya no es un lugar al que acudir, sino un momento elegido por cada profesional que puede adaptarse a la vida personal. Cada uno escoge cuándo será más productivo", señala Belén Espejo, jefa de Desarrollo de Negocio Digital Workplace, Voz y Colaboración en Telefónica Empresas. Gracias a esto, el viaje del empleado digital empieza y termina cuando y donde decide el trabajador.

Siempre conectados

Ya no hay barreras físicas. Gracias a la flexibilidad de los dispositivos móviles y a las aplicaciones que llevan instaladas, el empleado digital puede preparar su jornada laboral desde cualquier sitio, sin tener que poner los pies en la oficina. Así puede salir de casa un poco más tarde y desayunar tranquilamente o resolver otros quehaceres de su vida personal. La ‘magia’ de la tecnología permite tener acceso a una oficina móvil desde la comodidad del hogar.

La movilidad extrema hace que el puesto de trabajo ya no sea un lugar al que acudir, sino un espacio al que acceder. Ahora, cualquier lugar y momento es propicio para mantener el control sobre la agenda digital, el correo electrónico, las presentaciones de proyectos y un sinfín de herramientas de colaboración con las que trabajar es mucho más sencillo y la información que se necesita está siempre disponible.

Comunicación ágil

Una vez en la oficina, el empleado digital tiene a su alcance herramientas que facilitan su día a día, como las que desde una misma plataforma permiten comunicarse con voz, imagen o texto, así como compartir todo tipo de documentos en distintos formatos. Este es el caso, por ejemplo, de las videoconferencias, que se han convertido en la manera más sencilla y ágil de comunicación frente a las reuniones presenciales.

Además, si durante una videoconferencia surgen dudas que el profesional debe consultar con compañeros que están en una ubicación distinta, puede comunicarse con ellos a través de espacios colaborativos y aplicaciones de mensajería instantánea. Compartir documentos, resolver dudas y trabajar en nuevos proyectos se realiza de manera virtual y en tiempo real.

Todo es móvil

¿Cuáles son las ventajas de que la nube sea la nueva mesa de trabajo? Incontables. Esta ubicuidad de los datos posibilita la incorporación de novedosas soluciones y la perfecta sincronización de varios dispositivos para tener una experiencia más productiva. El profesional desarrolla su actividad en un entorno móvil con una gestión mucho más eficiente de la información.

El puesto de trabajo ha dejado de ser estático gracias a la tecnología. Si esto se acompaña de espacios abiertos que facilitan la puesta en marcha de nuevas metodologías, la información fluye de manera natural entre compañeros y se establecen sinergias entre equipos de trabajo de unidades de negocio diferentes. La transversalidad manda.

Seguridad sin límites

De vuelta a casa, el empleado siempre tiene el control sobre su equipo de trabajo. Incluso en los momentos en los que se presenta una incidencia. Hoy, el profesional digital cuenta con plataformas para hacer frente a cualquier tipo de eventualidad. Y si no logra resolverlas por sí mismo, siempre puede recurrir a la ayuda del Service Desk, un servicio contratado por muchas compañías para prestar soporte técnico de manera remota.

Y como no todo en la vida es trabajar ni permanecer las 24 horas del día pendiente de la actividad laboral, todos los dispositivos y herramientas disponen de opciones para la “desconexión digital”, así que el empleado decide en qué momento dejará de recibir avisos de sus compañeros o clientes.

¿Cómo resolver una incidencia?

¿Algún problema con su PC o dispositivo móvil?, ¿no consigue conectarse a la red?, ¿necesita alguna actualización en el software de su equipo? El Service Desk es la solución ideal para resolver desde las más simples hasta las más complicadas incidencias, sobre todo a aquellos empleados digitales con flexibilidad para trabajar desde y cuando quieran. Este servicio - que funciona como un punto central de contacto entre el proveedor de TI y el usuario final - facilita la solución de cualquier contratiempo tecnológico de una manera ágil y sencilla. Funciona a distintos niveles:

Más historias en #THINKBIGEMPRESAS
Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >