Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ESPECIAL PUBLICIDAD

Madrid ya es pasado. El camino de la Champions a Estambul

La preparación de una final comienza dos años antes

El central del Liverpool Van Dijk se anticipa al delantero del Tottenham Son Heung-min durante la final de la Champions.
El central del Liverpool Van Dijk se anticipa al delantero del Tottenham Son Heung-min durante la final de la Champions.

Apenas han transcurrido 48 horas, pero Madrid ya es pasado y Estambul reclama atención para su final. Los seguidores del Liverpool siguen celebrando su sexta Orejona, pueden escucharse todavía las conversaciones mentando los goles de Salah y Origi por las calles de la capital española y, hasta casi la medianoche del domingo, continuaban los festejos futbolísticos en los espacios habilitados de la Plaza Mayor y la Puerta del Sol. Pero desde hoy comienza un nuevo período de balance, reflexión y trabajo, la senda que lleva la Champions de vuelta a Turquía, como hace tres lustros.

“Nuestro espacio estaba abarrotado, la afluencia de público ha sido impresionante”, cuenta David Molina, responsable de Marketing de Consumo y Patrocinios de Europa en Mastercard, patrocinador principal de la UEFA desde hace ahora 25 años. Él fue uno de los culpables de que en la Puerta del Sol y junto a la urna donde se exhibió la deseada copa hubiera un escenario en el que malabaristas de la pelota enseñaban sus trucos a los participantes, mientras dos brazos robotizados les grababan para que recibieran en sus teléfonos móviles de inmediato las imágenes y pudieran compartirlas en sus redes sociales. Desde distintos ángulos, con una perspectiva y una calidad de asombro. “Los dos brazos eran negros, así que quisimos añadirle unas pegatinas decorativas. Pues bien, tanto trabajaron, que los adhesivos se derritieron en dos ocasiones. Echaban humo de veras”, detalla Molina, que estima que unas 4.000 personas debieron detenerse a probar sus habilidades con un balón para compartir los vídeos en sus redes. “En un día, a pesar de las colas, pudimos grabar a un millar”.

Paloma Pujol, campeona de España de fútbol freestyle (con balón) y tres veces ganadora mundial en la categoría de footbag (igualmente con los pies, aunque con bolas más pequeñas, de malabares), coincidió en el escenario con otra estrella como Fernando Morientes, y la gente se arremolinó para fotografiarse con ambos. “Esta final ha resultado todavía mejor que la que albergara Madrid en 2010 [que enfrentó al Inter de Milán y al Bayern de Múnich, con victoria por dos a cero de los neroazurri]. En aquella ocasión recibíamos a los aficionados en el Retiro, en fechas en que, como ahora, el parque acogía también la Feria del Libro. Esta vez los lugares más emblemáticos del centro se llenaron de fútbol”, declara orgulloso Molina.

Ver esta publicación en Instagram

Fútbol a mi manera jaja🎪⚽ #pasalo #vertical #mexicana #circo #futbol #handstand #circus #championleague

Una publicación compartida de JonayTorres (@jonay_alfa_s.w.o) el

Para conmemorar el cuarto de siglo de apoyo a la competición el secretario general de la UEFA, Theodore Theodoridis, hizo entrega de un obsequio a Raja Rajamannar, responsable global de Marketing y Comunicación de Mastercard, y para celebrar la efeméride dieron paso a un espectáculo, antes de la celebración del partido, en el que la artista Didi Rodan dibujaba con arena el paso de esos 25 años mientras la violinista Silvia Carbajal tocaba, al violín, el himno de la UCL Champions League y de la entidad sonora de Mastercard.

El largo camino a Estambul

El secretario general de la UEFA Theodore Theodoridis hace entrega de un galardón a Mastercard por sus 25 años apoyando la competición.
El secretario general de la UEFA Theodore Theodoridis hace entrega de un galardón a Mastercard por sus 25 años apoyando la competición.

En el mismo instante en que se conoció la designación de Estambul como sede para la final de 2020, hace ahora un año y, por tanto, dos antes de que tenga lugar el partido allí, la UEFA y Mastercard tramitaron la reserva de numerosas plazas hoteleras. Todo cuanto gestionan se planifica con muchísima antelación y celo. Por eso Molina se ha reunido ya, apenas horas después del pitido final del duelo entre el Liverpool y el Tottenham, con la delegación turca de Mastercard, para poder analizar los éxitos de esta campaña llevada a cabo en Madrid y concluir pronto qué desarrollo de la misma hacer el año próximo. “Creo que volveremos a tomar como punto de partida las redes sociales para el diseño de las acciones: la clave está en la posibilidad de brindar una experiencia compartible. Allí el grado de penetración es también muy alto, sobre todo de Facebook.” Explica Molina que buscarán sorprender, pero incidiendo en el patrón que cree que ha posibilitado el éxito de este año: una apuesta por lo digital, por la unión de emoción y tecnología, de historias, como en los casos de kit beats (el sistema que idearon para los niños hijos de titulares de Mastercard que acompañaron a los jugadores antes de los partidos. Se trata de una tecnología que traslada el ritmo de sus propios latidos hasta los corazones de sus padres, sentados en la grada) o como los cortometrajes documentales con protagonistas reunidos en torno a la Champions de Daniel Sánchez Arévalo.

En agosto tendrán una primera reunión con la UEFA y, antes de octubre, habrán debido presentar su programa de propuestas para 2020.

15 años después del milagro de Estambul

El estadio olímpico Atatürk de Estambul fue en 2005 el escenario de una de las finales más inolvidables de la historia de la Champions League, competición que regresa a suelo turco tres lustros después en tan señalado aniversario. El Milán de Gattuso, Pirlo, Kaká y Sevchenko se había colocado al término de la primera mitad con tres goles de ventaja frente al Liverpool, comandado por Steven Gerard y Xabi Alonso y dirigido por Rafa Benítez. En seis minutos, entre el 54 y el 60, los reds consiguieron empatar una final que parecía poco más que una quimera y en la que terminaron imponiéndose en la tanda de penaltis y llevándose entonces, como en esta edición, el título.

Escenario de Mastercard en la puerta del Sol.
Escenario de Mastercard en la puerta del Sol.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información