El Gobierno de Boric llama al “orden y la prudencia” al embajador de Chile en España tras la publicación de polémicas fotografías

El abogado Javier Velasco, de 36 años, amigo del presidente, acumula controversias en Madrid tras unas imágenes que le muestran acariciando los pies de una mujer

El embajador de Chile en España, Javier Velasco, en un desayuno informativo celebrado en el Hotel Ritz en Madrid.
El embajador de Chile en España, Javier Velasco, en un desayuno informativo celebrado en el Hotel Ritz en Madrid.J. J. Guillen (EFE)

El ministerio de Relaciones Exteriores de Chile, liderado por la canciller socialista Antonia Urrejola, ha llamado este martes al “orden y la prudencia” al embajador de Chile en España, Javier Velasco, abogado de 36 años, luego de la publicación de una fotografía que lo muestra en el asiento trasero de un coche acariciando los pies desnudos de una mujer recostada. “La canciller ya se comunicó con el embajador haciéndole un llamado al orden y la prudencia, sobre todo en el uso de redes sociales, por solicitud del presidente de la República” sostuvo esta tarde la portavoz de La Moneda, la ministra Camila Vallejo. “Tenemos que ser responsables cuando habitamos cargos que son públicos”, agregó Vallejo.

No es la única imagen del embajador que ha causado polémica. En otra fotografía de hace algunos meses, el abogado –amigo del presidente Gabriel Boric y militante de su mismo partido, Convergencia Social– se muestra en un restaurante y la imagen causó polémica por tratarse aparentemente de una langosta, un plato que en general tiene alto precio que no se condice con la imagen de sobriedad que busca proyectar este Gobierno ni con la situación económica actual que atraviesa Chile (la inflación más alta de las últimas tres décadas). De acuerdo al vespertino La Segunda, sin embargo, desde el Gobierno explicaron que “el plato en cuestión era un bogavante con papas fritas de 20 euros por persona, invitación de ella”, su novia (que subió la fotografía a Instagram).

España siempre ha sido una plaza estratégica para Chile y sobre todo para el actual Gobierno, que ha tenido lazos históricos con sectores políticos españoles, como Podemos. Ya en 2016, cuando era diputado, Boric relataba a EL PAÍS las similitudes que, a su juicio, tenían los procesos políticos de ambos países: “Bipartidismo, consenso neoliberal, escaso recambio generacional, desmovilización de la sociedad, progresiva privatización de servicios básicos y derechos sociales”. Con Pablo Iglesias hablaban en esa época sobre “la experiencia de Podemos y la emergencia, embrionaria aún, de nuevas alternativas de izquierda en Chile”.

Fue el mismo Iglesias –que el viernes participará en un foro en Chile sobre medios de comunicación y conflicto político– el que hoy salió en su defensa a través de las redes sociales. En un texto que acompaña a una fotografía de Augusto Pinochet besándose con su esposa Lucía Hiriart, el exvicepresidente de España escribió: “Aquí tienen al repugnante dictador Pinochet hacer una carantoña a su repugnante esposa, pero la derecha mediática chilena y sus perros en las redes despellejan al embajador en España y a su pareja por tener un gesto tierno. Los hipócritas dan asco en España, en Chile y ovunque”.

Las dos fotografías polémicas en las que aparece el embajador Javier Velasco comiendo aparentemente una langosta –el Gobierno aclaró que era bogavante y que costó 20 euros– y otra de reciente acariciando los pies desnudos de una mujer en su vehículo.
Las dos fotografías polémicas en las que aparece el embajador Javier Velasco comiendo aparentemente una langosta –el Gobierno aclaró que era bogavante y que costó 20 euros– y otra de reciente acariciando los pies desnudos de una mujer en su vehículo.RR. SS.

Cuando asumió la presidencia en marzo pasado, el presidente Boric no designó a un embajador de carrera, sino que hizo uso de su derecho de nominar a un representante de su confianza política. Nombró a Velasco, que estudió en la Facultad de Derecho de la Universidad de Chile –la misma que Boric, ambos de 36 años–, realizó un máster en la Universidad de Berkeley y luego fue asesor de parlamentarios del Frente Amplio. Velasco, como el propio Boric, fue uno de los fundadores de esta agrupación de movimientos que aspiraban a reemplazar a los partidos tradicionales de la izquierda, sobre todo a los que lideraron la transición democrática desde 1990.

Velasco ha tenido una gestión polémica en estos pocos meses en el cargo. Hace algunos días, en un foro celebrado en Madrid por la organización Nueva Economía Fórum, el embajador acusó a los gobiernos de la transición de haber generado las condiciones para el estallido social de octubre de 2019. “Un estallido de esas dimensiones no es una cuestión baladí. Para que llegáramos a eso se requirieron 30 años de políticas que profundizaron la desigualdad, 30 años de un país percibiendo eso de forma cotidiana”, aseguró Velasco, que fue presentado por Iglesias.

Las palabras de Velasco causaron inmediata polémica en Chile, porque hoy esos partidos de centroizquierda forman parte del Gobierno de Boric y, de hecho, militantes de estos sectores lideran las carteras de Interior y Hacienda. Heraldo Muñoz, que fue canciller en el primer Gobierno de Michelle Bachelet (2006-2010), aseguró que “Velasco tiene que darse cuenta él y otros embajadores que representan al Estado, al país en su conjunto, y que si desea entrar en el debate político debiera haber postulado a parlamentario y no a embajador”.

El propio Ricardo Lagos, que presidió Chile entre 2000 y 2006, este lunes se refirió al asunto. Velasco “no conoce lo números” socioeconómicos de esa etapa, aseguró el socialista al llegar a la capital española, donde participa en una reunión del Club de Madrid, compuesto por 68 expresidentes. Lagos se refirió al índice de Gini, ironizando: “Esperemos que este señor (Velasco) sepa lo que es el índice de Gini”, dijo, en referencia al diferencial que existe en la distribución de ingresos. “Desafío al señor embajador a que me desmienta: el índice de Gini con más rápida caída tuvo lugar en los seis años que yo fui presidente de Chile y que, por favor, se informe bien”. Lagos le pidió al embajador que “no repita eslóganes”.

Esta polémica no agradó al presidente Boric. La semana pasada, cuando se conocieron las palabras de Velasco sobre los 30 años, el mandatario chileno se encontraba de gira en Nueva York, en la asamblea general de Naciones Unidas. Consultado por la prensa chilena, Boric contra preguntó a la periodista y salió en defensa de su representante diplomático: “¿Qué frase específica le molestó del embajador de España?”, dijo el presidente, visiblemente molesto. “Estoy al tanto y tengo la transcripción de lo que dijo el embajador”, agregó Boric, que profundizó en el contexto en que Velasco se había referido a este asunto.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS América y reciba todas las claves informativas de la actualidad de la región.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS