Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte publicidad personalizada a través del análisis de tu navegación conforme a nuestra política de cookies

Acuerdo para que los turistas europeos puedan volver a Canarias y Baleares en corredores seguros

Los viajeros que provengan de territorios con muchos contagios tendrán que pasar un test PCR 48 horas antes de llegar a las islas, y otro a la salida, aunque este último será gratis

Turistas británicos en el aeropuerto de Gran Canaria antes de regresar a su país.

El Gobierno ha llegado por fin a un acuerdo con los Ejecutivos autonómicos de Canarias y Baleares para establecer un protocolo que permita corredores turísticos seguros con los países europeos que facilite la llegada de turistas en los dos archipiélagos sin poner en riesgo la salud pública. Para ello, los viajeros deberán realizarse un test para detectar si están contagiados de coronavirus al menos 48 horas antes de su llegada, aunque solo serán obligatorios para los pasajeros procedentes de “territorios” con alta incidencia de contagios. La buena noticia para los turistas foráneos es que el test de salida, también obligatorio, será gratis, ya que serán las autonomías las que corran con los gastos.

De esta forma, se descarta el modelo inicial que planteaban los Gobiernos regionales, sobre todo el canario, de la obligatoriedad para todos los viajeros extranjeros de presentar test PCR negativos para poder desembarcar en un aeropuerto de las islas. En lugar de esto, se opta por un modelo más flexible.

El protocolo acordado por el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo y las dos comunidades insulares establece que todo viajero que llegue a Canarias o Baleares procedente de un “territorio” con una incidencia acumulada de 50 o menos casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días no deberá someterse a ningún test a su llegada a cualquier aeropuerto internacional de los archipiélagos. Aquellos que procedan de territorios con una incidencia mayor a 50 casos sí que tendrán que presentar un test negativo de diagnóstico de infección activa realizado 48 horas antes del vuelo, como máximo.

Antes de abandonar las islas, todos los viajeros deberán también hacerse un test de diagnóstico de infección activa 48 horas antes del vuelo. Estas pruebas se efectuarán en dependencias asignadas por las autoridades sanitarias competentes, sin coste para el turista. En caso de dar positivo, no podrá volar y tendrá que guardar cuarentena en el mismo destino.

El protocolo establece que los Gobiernos de Canarias y Baleares también se harán cargo de la cobertura necesaria en caso de cuarentena de los turistas positivos, habilitando una serie de alojamientos previstos a tal efecto. También cubrirían la asistencia sanitaria u hospitalización en caso necesario. El grupo de trabajo que ha diseñado el protocolo del corredor turístico ha validado que los dos archipiélagos disponen de las capacidades necesarias para atender a los posibles turistas positivos.

Se trata de la medida más demandada por los hoteleros canarios, como los representados por la asociación Ashotel, que habían incluso cifrado la supervivencia de los grupos hoteleros a la adopción de estos pasillos seguros, ya que solo el 30% de los establecimientos de Canarias están abiertos y con una ocupación por debajo del 40%, en plena temporada alta.

La medida trata de desactivar las cuarentenas impuestas a la vuelta, entre otros países, por Reino Unido y Alemania, para los ciudadanos que decidan pasar sus vacaciones en España. Por ello, el protocolo será presentado ahora a los principales países europeos emisores de turistas para que puedan estudiarlo y refrendarlo, en su caso, informaron fuentes de Industria. Por el momento, no afecta a los viajeros nacionales procedentes de la Península.

“Los protocolos son un instrumento útil para alcanzar acuerdos con nuestros socios europeos que permitan recuperar la movilidad y reactivar los flujos turísticos en condiciones de seguridad”, ha señalado la ministra de Industria, Reyes Maroto, al término de la videoconferencia que ha mantenido con los presidentes de Canarias y Baleares, Ángel Víctor Torres y Francina Armengol, respectivamente. La ministra ha manifestado su deseo de que estos protocolos se puedan extender a otros destinos turísticos peninsulares.

Radar Covid en varios idiomas

De forma complementaria, el ministerio ha informado de que se desarrollarán campañas especiales de promoción de la aplicación Radar Covid para la detección y control de los contagios entre la población turística, cuya traducción a los idiomas mayoritarios de los visitantes habituales de los archipiélagos ya está en marcha.

Estos corredores turísticos son complementarios a las recomendaciones que está previsto apruebe el Consejo Europeo la próxima semana que persiguen armonizar los criterios epidemiológicos y las reglas para restringir los viajes entre los países de la UE.

Sobre la firma

Es periodista de la sección de Economía, especializado en Telecomunicaciones y Transporte. Ha desarrollado su carrera en varios medios como Europa Press, El Mundo y ahora EL PAÍS. Es también autor del libro 'España, destino Tercer Mundo'.

Archivado En