El peso chileno sufre la mayor depreciación frente al dólar en 13 años

La moneda nacional siente la presión inflacionaria mundial, mientras el presidente Boric llama a dar “certidumbre” ante el proceso constituyente

Casas de cambio de moneda extranjera en el centro de Santiago de Chile.
Casas de cambio de moneda extranjera en el centro de Santiago de Chile.Sofía Yanjarí

El dólar marcó su mayor subida semanal en relación el peso chileno de los últimos 13 años. La moneda de Chile fue, según la agencia Bloomberg, la tercera divisa con mayor depreciación la última semana, luego del rublo ruso y el peso colombiano­. El peso sufrió una caída de 3,98% frente al billete verde, que el pasado miércoles alcanzó su récord histórico y rozó los 1.000 pesos chilenos. El presidente, Gabriel Boric, calificó la situación de “tremendamente preocupante”.

Boric, quien este lunes cumple cuatro meses en el Gobierno, aseguró que la devaluación de la moneda nacional se debe a la baja del precio del cobre, afectado por dos factores externos: “Las perspectivas de recesión en Europa y en Estados Unidos junto al proceso de China, con el cierre de ciudades que ha bajado la demanda”. A juicio del mandatario de izquierdas, también existen causas internas que explican lo que sucede con el peso chileno frente al dólar. “La incertidumbre contribuye”, aseguró en referencia al proceso constituyente.

La convención constituyente chilena terminó su trabajo el pasado lunes y entregó la propuesta de Constitución al presidente Boric. De acuerdo a las encuestas, los que la rechazan superan a quienes la aprueban: un 55,7% contra un 44,3% en el segmento de votante probable, según el sondeo Pulso Ciudadano dado a conocer este domingo. Mientras el Gobierno, la izquierda y una parte del centroizquierda están por respaldar el texto en el plebiscito del 4 de septiembre, importantes figuras se han restado de apoyarlo. El expresidente socialista Ricardo Lagos (2000-2006) aseguró en una declaración pública que el proceso constituyente debería continuar luego del referéndum, dado que ni la Constitución vigente ni la propuesta concitan grandes mayorías. El exmandatario democristiano Eduardo Frei (1994-2000) anunció directamente que lo rechazará.

“Es importante que los diferentes actores políticos demos señales de certidumbre y de que nos vamos a poner de acuerdo”, manifestó Boric ante la depreciación del peso. “Mi posición como presidente de la República es que el día después del plebiscito, sea cual sea el resultado, emprendamos un conjunto de conversaciones y de trabajo para que el texto constitucional genere la mayor unidad posible”, agregó.

El ministro de Hacienda, el socialista Mario Marcel, realizó un llamamiento al Banco Central –el organismo autónomo que presidía antes de entrar al Gobierno de Boric en marzo– para que comparta su propio diagnóstico sobre lo que está ocurriendo con el tipo de cambio. “Sería bueno y oportuno”, dijo.

Chile enfrenta un riesgo de recesión para 2023 y un aumento de la inflación de 12,5% en los últimos 12 meses, el mayor nivel desde junio de 1994, hace 28 años. En junio, el Índice de Precios al Consumidor (IPC) aumentó 0,9%, según los datos dados a conocer el viernes. De acuerdo al ministro Marcel, el Gobierno buscará “amortiguar o compensar” los efectos que el alza del tipo de cambio tenga sobre los sectores de la población de menores recursos.

El economista aseguró que no se trata de un impacto directo –Chile no es una economía dolarizada–, “pero sí ocurre de manera indirecta, a través del impacto sobre los precios, algunos en particular, y el impacto sobre la inflación”, admitió el jefe de Hacienda que encabeza una robusta reforma tributaria que ingresó el jueves al Congreso. La reforma pretende recaudar un 4,1% del PIB, es decir, 12.000 millones de dólares, con lo que Boric costeará la mitad de su programa de Gobierno, sobre todo pensiones y salud.

Para esta semana se espera que el Ejecutivo chileno anuncie medidas para ayudar a las familias a sobrellevar el alza de precios que ha impactado fuertemente en los alimentos y los combustibles. Pese al escenario adverso, el ministro de Hacienda hizo un llamamiento a la tranquilidad y aseguró que hoy no existen los factores que en el pasado hicieron a Chile especialmente vulnerable frente al tipo de cambio (como los descalces cambiarios en las empresas y en el sistema financiero). El viernes pasado el dólar cerró en 970 pesos chilenos y los mercados locales están alertas a su comportamiento a partir de este lunes.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS América y reciba todas las claves informativas de la actualidad de la región.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS