Se entrega un presunto homicida

Las investigaciones para identificar al grupo de hombres armados que el pasado domingo dispararon contra los carlistas que pretendían subir en vía crucis a Montejurra, causando la muerte de dos de ellos e hiriendo a otros varios, han comenzado a dar los primeros resultados: ayer se entregó en la comandancia de la Guardia Civil de Huelva José Luis Marín García-Verde, presunto autor de los disparos que causaron la muerte al joven Aniano Jiménez, y ante el juez especial de Estella prestó declaración José Arturo Márquez de Prado, detenido días antes en Madrid junto a Sixto Enrique de Borbón.

El señor Márquez de Prado llegó a Estella a las 5,30 de la tarde, en un furgón fuertemente escoltado, y al salir del mismo se cubrió totalmente la cara con ambas manos, que llevaba esposadas. Algunas de las personas que se encontraban en la puerta del Juzgado esperando la llegada del detenido, le increparon diciendo: «Es inútil que te escondas pues todos te conocemos». A este respecto los presentes recordaron que el año pasado el señor Márquez de Prado acudió también a Montejurra y protagonizó un encuentro violento con partidarios de Carlos Hugo de Borbón.El detenido era esperado. el viernes por la tarde en Estella, pero pasó la noche en la cárcel de Pamplona. Aunque la razón que se dio por este retraso fue que el automóvil que le transportaba había tenido una avería, Europa Press afirma que tal demora obedece a que el viernes existía cierta tensión frente al edificio del Juzgado estellés, donde se habían concentrado cerca de 3.000 personas, y se quiso evitar cualquier tipo de incidentd incontrolado.

Por esta razón el Juzgado se encontraba ayer fuertemente vigilado por fuerzas de la Guardia Civil, que no tuvieron que intervenir en, ningún momento, pues tras la entrada del detenido, el público se dispersó sin ningún incidente.

El señor Márquez prestó declaración ante el juez Antón de la Fuente, estando presentes el fiscal jefe de la Audiencia de Pamplona, Ricardo Querol, y el teniente fiscal, Javier Moscoso, y a continuación ingresó en prisión. A lo largo de la tarde prestaron también declaración cinco testigos.

A última hora de la tarde no había llegado aún a Estella José Luis Marin García-Verde, quien en la mañana de ayer se presentó voluntariamente en la comandancia de la Guardia Civil de Huelva.

El señor Marín es el individuo con gabardina y boina que ha aparecido en numerosas fotografías de prensa en actitud de disparar contra el carlista Aniano Jiménez, que murió un día después de haber sido alcanzado por las balas enla ladera de Montejurra. El detenido es un tradicionalista. Que frecuentabanormalmente el círculo Vázquez de Mella de Huelva, donde reside y desarrolla sus actividades de agricultor.

En relación a estos sucesos. de Montejurra, el alcalde de Pamplona, Javier Erice, dijo ayer en una rueda de prensa que lo sucedido «no fue un fenómeno exclusivamente carlista, sino un suceso navarro» y añadió que Navarra se es taba quedando sin interlocutores válidos en el Gobierno y que a raíz de los últimos acontecimientos se habían deteriorado las relaciones entre Navarra y el poder central.

[PP] Mas información en pág. 9

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0015, 15 de mayo de 1976.

Archivado En: