Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fernández hace campaña hasta el último minuto y pide “no volver atrás”

Un fiscal recibe denuncias contra la presidenta por presunta violación de la veda electoral

Cristina Fernández de Kirchner habla con la prensa este domingo después de votar en la provincia sureña de Santa Cruz.
Cristina Fernández de Kirchner habla con la prensa este domingo después de votar en la provincia sureña de Santa Cruz. AFP

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner, omnipresente para todos los argentinos en los últimos 12 años, fue la gran protagonista de la primera parte de la jornada electoral porque ofreció una larga conferencia de prensa de 28 minutos, algo nada habitual, precisamente para reivindicar su gestión y confiar en que los argentinos no apuesten por Macri: “sería muy doloroso, muy fuerte volver atrás con todas las conquistas que hemos hecho los argentinos. Nada es para siempre, todo esto hay que ponerlo en valor”, insistió. La presidenta, que habló en Río Gallegos, la capital de Santa Cruz, la provincia donde vota y empezó su carrera política, no optó por los clásicos mensajes vacíos de la jornada electoral. Hizo un discurso político de fondo para defender su legado y criticar a la oposición. “Es un día histórico porque nunca hemos votado con esta paz social, con un desempleo por debajo del 6%”, arrancó. “Nunca hemos tenido un período de gobierno con esta realidad de constancia económica y de progreso. Si en 2003 no hubiera triunfado la fórmula Kirchner-Scioli, ¿creen que hubiéramos tenido estos 12 años que tuvimos?”, aseguró la presidenta para recordar que el candidato oficialista, Daniel Scioli, fue vicepresidente en el primer mandato de su marido.

Kirchner le pidió “a la gente que recuerde dónde estaban y cómo estaban en 2003”. En las últimas semanas, la presidenta argentina había suspendido todos sus actos públicos para dejar espacio a Scioli, pero el pasado martes no pudo mantener el silencio y reapareció en Twitter con mensajes a favor de su candidato.

La jefa de Estado aprovechó este domingo para repudiar unas pintadas el pasado viernes contra la Mansión Seré, centro clandestino de detención y tortura de la última dictadura militar (1976-1983). Kirchner también señaló que un exjuez condenado por delitos de lesa humanidad de la dictadura, Víctor Brusa, pidió ser interventor de la alianza de Macri en las mesas de votación de la cárcel en la que está recluido. La presidenta, aprovechando hasta el último minuto, reprochó a Maci que no hubiera condenado estas pintadas.

También aplaudió a los artistas y científicos que están apoyando al kirchnerismo y citó incluso una entrevista de Leonardo Sbaraglia en EL PAÍS en la que el conocido actor señalaba que él y otros muchos se están movilizando no por Scioli, sino por el país, para defender lo conseguido. La presidenta no comentó otra parte de la entrevista en la que Sbaraglia señalaba, como muchos kirchneristas, que el problema ha sido su incapacidad de formar un sucesor. Un fiscal, Jorge Di Lello, informó que recibió ya dos denuncias contra Kirchner por presunta violación de la veda electoral.

Más información