Va por México anunciará su candidato presidencial el próximo 3 de septiembre

El esquema para decidir el candidato de la alianza opositora en 2024 incluirá encuestas y elecciones primarias

Marko Cortés durante la conferencia de la alianza Va por México.CORTESÍA

La alianza Va por México ha anunciado este lunes oficialmente su método para elegir al candidato que llevarán a las presidenciales en 2024. Después de unas duras negociaciones en la última semana, el frente opositor ha informado que elegirá a su candidato presidencial a través de un esquema que contempla la recolección de apoyos o firmas, mediciones en encuestas y sondeos, debates y finalmente unas elecciones primarias. La coalición, que agrupa ...

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte

La alianza Va por México ha anunciado este lunes oficialmente su método para elegir al candidato que llevarán a las presidenciales en 2024. Después de unas duras negociaciones en la última semana, el frente opositor ha informado que elegirá a su candidato presidencial a través de un esquema que contempla la recolección de apoyos o firmas, mediciones en encuestas y sondeos, debates y finalmente unas elecciones primarias. La coalición, que agrupa al Partido Revolucionario Institucional (PRI), Partido Acción Nacional (PAN), el Partido de la Revolución Democrática (PRD) y organizaciones de corte civil, espera tener el nombre que llevará en la boleta el próximo año para el 3 de septiembre, tres días antes del anuncio previsto por Morena. “La candidatura presidencial será decidida por todas y todos los mexicanos”, ha dicho en conferencia de prensa Marko Cortés, presidente del PAN, acompañado de las dirigencias de las otras formaciones, empresarios, activistas y una decena de aspirantes a la candidatura.

En una multitudinaria presentación, la coalición ha anunciado los detalles del mecanismo de elección interna, que contempla tres etapas. Todo el proceso será organizado por un Comité y supervisado por un Observatorio, mayoritariamente compuesto por personas de la sociedad civil. Sin embargo, no han detallado ni quiénes serán los miembros ni cuántos. La primera etapa será de registros de aspirantes a la candidatura, y comenzará el 4 de julio. Quien quiera participar del proceso tendrá que hacerlo ante una comisión de registros en cualquiera de los tres partidos. Según han explicado, los que busquen ser el candidato de la alianza deberán “ser respaldados” por ciudadanos en una plataforma virtual. De momento, no han especificado si hay un número específico que alcanzar, pese a que los acuerdos del pasado fin de semana apuntaban hacia 150.000 firmas como mínimo.

En una segunda etapa, quienes se hayan registrado y cumplido con el requisito de las firmas participarán de un gran debate, que la alianza llama “foro”, donde analizarán “su visión de México”. Esto lo harán sin interactuar, de acuerdo a lo que han contado algunas fuentes de Va por México a este periódico. Después de ese encuentro se realizarán estudios de opinión pública para elegir solo a los tres personajes con mejores resultados en términos de intención de voto e imagen pública. La tríada que supere los anteriores puntos pasará a la tercera etapa, donde habrá cinco nuevos debates y tendrán más estudios de opinión.

Marko Cortés en conferencia. Foto: RR.SS. | Vídeo: CORTESÍA

Estas últimas encuestas serán reveladas el 3 de septiembre. Ese mismo día, Va por México celebrará unas elecciones primarias en las que podrán participar únicamente quienes se hayan registrado en la plataforma electrónica durante la primera etapa. Tanto los comicios como los sondeos tendrán un valor del 50% cada uno para definir quién irá en 2024. El que mejor evaluado quede de esas tres personas será el candidato.

La alianza ha cambiado este lunes el nombre de Va por México a Frente Amplio por México en una búsqueda de saltearse los tiempos electorales que determina la ley, que recién autoriza a los partidos a realizar el proceso interno de selección a partir de noviembre. De esta forma, esperan encontrar entre junio y agosto lo que llaman un “responsable nacional de construir un frente amplio por México”, ha explicado Cortés. Ese será el nombre que le den al candidato presidencial para evitar posibles sanciones del Instituto Nacional Electoral (INE). Luego, cuando estén dentro de los plazos permitidos, el frente “podría transitar a una coalición”, ha agregado el presidente del PAN.

El punto de los tiempos electorales ha sido uno de las tensiones más importantes estos días al interior de la coalición. Algunos miembros de Va por México han manifestado su preocupación por querer adelantar a Morena y realizar el proceso fuera de término. Algunas de las sanciones que podrían recibir, han explicado, son la inhabilitación de la candidatura o la cancelación del registro de los partidos. “Sí vamos a respetar la Constitución”, ha asegurado este lunes Cortés, que espera que el cambio de los nombres sea el salvavidas que le rescate ante futuras denuncias que pudieran caer en manos del árbitro electoral.

Alejandro Alito Moreno, presidente del PRI, ha dicho que el método que han elegido es “práctico, realizable, potente y distinto de lo que hace el Gobierno [de Andrés Manuel López Obrador]”. El dirigente tricolor ha señalado a la decena de aspirantes a la candidatura que acompañaban en el escenario el evento de este lunes y ha afirmado que de ahí saldrá el representante para 2024. Entre quienes estaban sentados en primera fila estaban Claudia Ruiz Massieu, Beatriz Paredes, Ildefonso Guajardo y Enrique de la Madrid. Mientras que del PAN estaban Santiago Creel, Lilly Téllez, Xóchitl Gálvez y Gabriel Quadri. Además estaba el empresario Gustavo de Hoyos.

Los oradores del evento entremezclaron dirigentes políticos y activistas de la sociedad civil, como voceros de las organizaciones Marea Rosa o Chalecos México. Jesús Zambrano, el presidente del PRD, ha afirmado que estas organizaciones y la sociedad civil en general serán quienes decidan el candidato opositor. “No habrá simulación, ni dedazo. Sino decisiones democráticas que nos imponga la ciudadanía”, ha dicho bajo el aplauso de los participantes. Otros que acompañaron el anuncio fueron el expresidente Vicente Fox y el empresario Claudio X. González, de la plataforma Unid@s.

Después de que trascendieran detalles del método de selección este fin de semana, el presidente ha cargado contra la oposición este lunes —antes del anuncio— y ha asegurado que se trataba de “pura faramalla”. López Obrador ha dicho que no será la sociedad quien elija el candidato sino “la oligarquía corrupta”, encabezada por el empresario Claudio X. González. “En unos días más hasta les puedo decir por adelantado quién va a ser el candidato de ellos, en dos o tres días les digo, y estoy seguro de que no me voy a equivocar”, ha señalado el mandatario. La misma acusación ha hecho la oposición horas más tarde, que han asegurado que será el presidente quien nombre a su sucesor y haga el polémico “dedazo”.

Muchos de los aspirantes esperaban el anuncio de este lunes para confirmar su participación. La información adelantada este fin de semana provocó que a primera hora de este lunes ya se bajaran algunos de la alianza. El senador por el Grupo Plural Germán Martínez criticó el método elegido en un video publicado en redes sociales y anunció que se retiraba de la contienda porque no quería violar la ley ni echarse “en manos de cargadas empresariales, de sindicatos con dueño o de padroneros partidistas”. Mauricio Vila, gobernador de Yucatán, argumentó tener otros asuntos políticos, pero también se bajó de la interna. El académico Sergio Aguayo también se despegó de la alianza, a quien acusó de cambiar los términos del acuerdo original que tenían al someter a las organizaciones civiles a las decisiones de los tres partidos de la coalición.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS México y reciba todas las claves informativas de la actualidad de este país

Sobre la firma

Más información

Archivado En