la gira de la Orquesta de instrumentos reciclados de Cateura

El milagro musical que salió del vertedero

En un barrio marginal de Asunción, Paraguay, nació hace once años un proyecto excepcional. Lo protagonizan niños y niñas que encontraron una oportunidad para mejorar sus vidas por medio de la música y la imaginación. Y lo conduce Favio Chávez, un profesor que creyó en el poder de las partituras y la enseñanza para cambiar destinos. Hoy son la Orquesta de Instrumentos Reciclados de Cateura, un inimitable conjunto que, con instrumentos reciclados en las manos, ha paseado su arte por más de 40 países y asombrado al planeta con su historia. En colaboración con Ecoembes, la organización que coordina el reciclaje, la banda aterriza estas navidades en España para dar dos conciertos únicos.

La oportunidad

Celeste Fleitas y Amara Rojas tienen 11 y 12 años. Viven en una de las zonas más olvidadas de Asunción: el vertedero de Cateura, un agujero al que llega basura de todo el país y del que viven, recolectando desperdicios, numerosas familias de la zona. Las viviendas, frágiles casas de hule, ladrillo y chapa, son anegadas de tanto en tanto por los desbordamientos del río Paraguay. Como muchos otros jóvenes de la región, la vida de estas dos niñas no es una vida cómoda: en Cateura no hay demasiadas oportunidades y sí bastantes peligros derivados de la pobreza. Pero Celeste y Amara, dos chiquillas menudas y morenas, tocan el violín. Por la mañana van al colegio, y dos tardes a la semana recorren las empedradas calles del barrio para ir a la escuela de música. Las dos han encontrado en la Orquesta de Cateura una segunda familia y un camino esperanzador difícilmente imaginable.

Celeste lleva cuatro años en el conjunto. Recuerda el momento en que apareció la oportunidad. “Un amigo me habló de la orquesta”, dice. “A mí me gusta mucho la música, me impresiona cómo suenan todos los instrumentos, y fui a verla”. Allí le mostraron unos objetos fantásticos: violines-lata, finas trompetas nacidas de tuberías oxidadas, saxos rugosos y metálicos. “El que más me gustó fue el violín por cómo suena, por cómo se ve”, rememora por teléfono desde Paraguay. Amara, su amiga, tenía siete años y quería tocar el piano. Cuenta que le impactaron los colores de los instrumentos, su geometría, su tacto, sus sonidos. “Pero no había pianos hechos de basura”, dice. Como Celeste, se decantó por el violín, y aprendió a tocarlo desde cero.

Desde ese momento la vida de las dos amigas, como de otros muchos chicos que han pasado por la Orquesta, comenzó a cambiar. Vinieron los ensayos, el lenguaje musical, el compañerismo y la amistad. Y la historia de Cateura se fue haciendo grande y viajó de escenario en escenario, de periódico en periódico y de país en país. Llegó a oídos de Jason Yang, violinista de Madonna, los grupos Metallica y Megadeath, la actriz Emma Watson y el virtuoso Ara Malikian, entre otros. E incluso dio al salto a la gran pantalla gracias al documental Landfill Philarmonic, proyectado en varios festivales de cine.

De los violines de Celeste y Amara hoy salen temas como el Yesterday de los Beatles, delicados tangos y polcas paraguayas que ya han escuchado miles de personas. Celeste vive en una nueva casa en terreno alto, a salvo de las inundaciones, costeada por la recaudación de los conciertos. Y las dos amigas son parte de los 300 alumnos de la escuela de música y de los cerca de 30 miembros de la Orquesta titular. Las niñas siguen teniendo su hogar en Cateura, el lugar que labró el espíritu de la agrupación desde que Favio Chávez comenzó a trabajar con los chicos y a convertir los desechos que devoraban el asentamiento en instrumentos. Al primer violín, semilla de todo, le llamaron el Stradivarius de Cateura.

De pie: Tobías Armoa - Saxofón, Daniel Duarte - Violín, Celeste Fleitas - Violín, Amara Rojas - Violín, Cinthia Servin - Violín, Ada Ríos - Violín, María Ríos - Violín. Abajo: Renato Azcona - Contrabajo, Thomas Pottiron - Flauta, Valeria Candia - Viola, Nicolás Frutos - Batería, Noelia Ríos - Chelo, Juan José Martínez - Guitarra y trompeta

Esta fantástica Orquesta ha reverdecido el barrio y el mundo de muchos adolescentes. Celeste y Amara ya tiene una pequeña carrera musical a sus espaldas. Mañana tocan en Brasil y tienen una gira mundial por delante. Dice Amara, que de mayor quiere ser profesional del violín: “Mi vida me gusta más ahora. Con música me gusta más”.

De una lata a un violín

¿Cómo se transforma chatarra, botellas, tuberías, radiografías, cajas y hasta tenedores en instrumentos musicales?

Ver fotorrelato

Los
SONIDOS

  • violín

    Violín

    Play / Pause Escuchar Pausar

    Latas, tenedores, sumideros de ducha y monedas.

  • Saxofón Soprano

    Saxofón Soprano

    Play / Pause Escuchar Pausar

    Latón, chapas, tenedores, botones, monedas y cucharas.

  • violonchelo

    Violonchelo

    Play / Pause Escuchar Pausar

    Latas de refresco, sumideros de ducha, espumaderas y madera reciclada.

  • Gong

    Gong

    Play / Pause Escuchar Pausar

    Una paellera en desuso.

  • Guitarra

    Guitarra

    Play / Pause Escuchar Pausar

    Caja de galletas metálica, sumideros, monedas, madera y una correa de reloj.

Una orquesta fantástica

Conciertos multitudinarios, invitados especiales como Manuel Carrasco y Judith Mateo, instrumentos que despiertan admiración y curiosidad y público venido de todos los rincones: la música de Cateura, en imágenes

Ver fotogaleria

La familia de Cateura

  1. 1 - Christian Molina, saxofón soprano.
  2. 2 - Isaac Almoa, saxofón alto.
  3. 3 - Angel Riveros, saxofón tenor.
  4. 4 - Daniel Villamayor, guitarra.
  5. 5 - Wilson Benitez, guitarra.
  6. 6 - Luis Bogado, percusión.
  7. 7 - Rocío Riveros, flauta.
  8. 8 - Gabriela Acosta, viola.
  9. 9 - Rocío Benítez, violín.
  10. 10 - Nicolás Cabrera, violín.
  11. 11 - Diana Villalba, violín.
  12. 12 - Ada Rios, violín.
  13. 13 - Hugo Irazabal, chelo.
  14. 14 - Brandon Cobone, contrabajo.
  15. 15 - Noelia Rios, chelo.
  16. 16 - Favio Chavez, guitarra, director de la orquesta.
  17. 17 - Christian Agüero, trompeta.
  18. 18 - Thomas Lecurt , saxofón soprano.
  19. 19 - William López, violín.
  20. 20 - María Ríos, violín.
  21. 21 - Valencia Báez, viola.
  22. 22 - Evelyn Riveros, saxofón tenor.

Los efectos sociales del éxito de la Orquesta se sienten tanto como su música. Lo recaudado en los conciertos se ha reinvertido en mejorar las condiciones de vida de los músicos, explica Juan Rojas, presidente de la asociación de padres de la orquesta y padre de Amara. Entre sus últimos logros está la construcción de siete viviendas en un terreno en altura, fuera del alcance de las inundaciones. En ellas ya viven varios integrantes de la orquesta con sus familias, como Celeste o Tobías. “Vivimos en un entorno en el que hay ciertos peligros y falta de oportunidades”, cuenta. “La música y la orquesta es una manera de mantenerles alejados de eso y de que, sobre todo, crezcan ellos y su futuro”.

La música del reciclaje es la cara española de la Orquesta de Cateura. Formada por alumnos en riesgo de exclusión de dos centros escolares de Madrid, el conjunto, apadrinado por Ecoembes y dirigido por Víctor Gil, actuará al completo junto a sus amigos paraguayos en la capital, y dos de sus miembros participarán también en el concierto de Gijón.

“Fue impresionante cómo lo hacían, sonaban muy bien”, dice de ellos Celeste. Qué mejor recomendación para ir a disfrutar de su música estas navidades.

El proyecto español

Ver video

Los
CONCIERTOS

El concierto favorito de Celeste fue “el de España”. Allí tuvo la oportunidad de conocer a sus compañeros españoles y a su abuela, a la que no había visto hasta entonces. Ella y sus compañeros no dejan de sumar países países visitados: Estados Unidos, Italia, Francia, Japón, Israel, Brasil, España, Canadá, Argentina, México… La Orquesta ha tocado frente al papa Francisco y las familias reales española y holandesa, ha dado una minigira junto a Metallica por toda Sudamérica y ha actuado en la sede de Naciones Unidas. Hasta que ellos quieran, su maravillosa música seguirá volando por el mundo.