‘Pepa y Pepe’, la serie que hizo de Verónica Forqué una estrella televisiva mucho antes de ‘MasterChef Celebrity’

Una comedia agridulce al estilo de la estadounidense ‘Roseanne’ logró que la actriz, hallada muerta este lunes en su casa de Madrid, brillara en la pequeña pantalla a mediados de los noventa

Verónica Forqué junto a Tito Valverde y el resto de actores de la serie de televisión 'Pepa y Pepe'.Vídeo: SOGEPAG | EPV

Aunque su paso más reciente por la televisión haya sido su muy comentada participación como concursante en MasterChef Celebrity 6, el trabajo como actriz de Verónica Forqué, hallada muerta este lunes en su casa de Madrid a los 66 años, brilló tanto en la pequeña pantalla como lo hizo en el cine.

Su gran triunfo en ella llegó en los años noventa, con la serie Pepa y Pepe (1995) de Televisión Española. Forqué acababa de ganar su cuarto premio Goya cuando interpretó en televisión a la matriarca de una particular familia de clase trabajadora en esta comedia en la que compartía protagonismo con Tito Valverde (El comisario) e Isabel Ordaz (Aquí no hay quien viva) y que fue testigo de la consagración de unas jóvenes María Adánez y Silvia Abascal. El suyo era un humor cáustico, en contraste con las comedias de la época, como Farmacia de Guardia, Médico de familia y Quién da la vez.

La producción, muy al estilo de la estadounidense Roseanne, tuvo a su entonces marido Manuel Iborra como director de muchos de los capítulos. Él fue quien concibió el proyecto, que heredaba de su referente estadounidense hasta su duración. Eran solo 25 minutos por episodio, algo poco común en las producciones televisivas españolas de entonces. Lo que sí obviaron en ella fueron las risas enlatadas. Probablemente, para que el espectador decidiera cuándo reír y cuándo llorar en unos entrañables guiones más centrados en las desgracias que en las alegrías de sus protagonistas. “Sinceramente, no esperábamos tanta audiencia porque pensábamos que no era una telecomedia al uso, sino más bien agridulce, irónica, tierna, a veces con momentos un poco patéticos”, confesaba su intérprete principal pocas semanas después de su estreno.

A pesar de las inspiraciones, Pepa y Pepe tenía una marcada identidad local, como avanzaba la melodía de Suspiros de España en su cabecera. La Pepa de Forqué, aun siendo excéntrica, tenía mucho de las madres de los televidentes. Aguantó apenas dos temporadas y 34 episodios en emisión, pero supuso un enorme golpe de popularidad para la actriz. Algunas de sus emisiones alcanzaban audiencias que superaban los siete millones de espectadores y el 40% de cuota de pantalla. Son cifras impensables incluso para el exitoso concurso culinario para famosos en el que acababa de participar antes de su muerte. De hecho, la ficción se despidió siendo líder en su franja horaria, terminando con final abierto. Forqué consideró que era el momento oportuno para retirarse. “No conviene cansar a la audiencia”, dijo entonces.

[ Puede ver todos los capítulos de Pepa y Pepe a través de este enlace de RTVE Play].

La fórmula del éxito

Fue en televisión donde la madrileña encontró su primer papel relevante, en la serie Silencio, estrenamos (1974). Con Pilar Miró en la dirección y Adolfo Marsillach en el guion, la producción mostraba el universo interior de una compañía teatral. Luego, la actriz participó en varias de las obras de teatro televisadas del mítico Estudio 1 y en la serie Ramón y Cajal (1982), biografía del Nobel en 10 episodios que dirigió su padre, José María Forqué, y que es una de las joyas del archivo de Televisión Española.

La actriz intentó repetir la fórmula del éxito de Pepa y Pepe junto a su marido Manuel Iborra, del que se divorció en 2014, con La vida de Rita (2003), también en la cadena pública, pero la apuesta apenas duró cinco capítulos en emisión. Más tarde, La que se avecina reivindicó su vis cómica en una época, entre los años 2014 y 2015, en la que Forqué ya no aparecía tan a menudo en pantalla.

Desde ese momento, volvió a encadenar proyectos en televisión, como la película de Netflix Días de Navidad y con apariciones esporádicas en el serial Amar es para siempre y en la comedia negra Señoras del (h)AMPA. Pendiente de estreno queda la película A mil kilómetros de la Navidad, también para Netflix y que podrá verse a partir del 24 de diciembre. Y, ya en 2022, llegará Pobre diablo, la primera serie de animación para adultos de HBO Max, creada y escrita por Miguel Esteban, Joaquín Reyes y Ernesto Sevilla, coescrita por Helena Pozuelo y en la que la intérprete estaba poniendo voz a uno de los personajes. El proyecto ha quedado inacabado.

Su intervención a lo largo de 2021 en MasterChef Celebrity 6 hizo de ella tendencia constante en redes sociales y uno de los personajes televisivos de este año. Tras muchas polémicas con los miembros del equipo y sus compañeros, debido al habitual estado de nerviosismo que mostraba en competición, ella misma prefirió abandonar a las puertas de la final del concurso. Alegó su bajo estado anímico para no continuar. Y, como en Pepa y Pepe, decidió parar antes de tiempo. “Estoy regular. Necesito descansar. En la última prueba me agoté. Yo no soy de tirar la toalla. Pero esta vez hay que ser humilde y decir ‘No puedo más”, contaba a los jueces del programa en sus últimos minutos en pantalla. Se despedía así de sus compañeros de aventura y también de la audiencia.

Puedes seguir EL PAÍS TELEVISIÓN en Twitter o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Recibe el boletín de televisión

Todas las novedades de canales y plataformas, con entrevistas, noticias y análisis, además de las recomendaciones y críticas de nuestros periodistas
APÚNTATE

Sobre la firma

Héctor Llanos Martínez

Redactor especializado en nuevas narrativas audiovisuales (streaming, pódcast, redes sociales) y en el género documental, con varios años como autor del blog 'Doc&Roll'. Formado en Agencia Efe y elmundo.es, antes de llegar a Verne y la sección de Madrid de El País, escribió desde Berlín para BBC, Deutsche Welle, Cineuropa, Esquire o Yorokobu.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS