Francisco de Goya

Los fusilamientos del 3 de mayo cobran vida

La televisión autonómica de Aragón encarga a Carlos Saura un cortometraje para conmemorar el 275º aniversario del nacimiento de Goya

Un momento del rodaje del corto 'Los fusilamientos del 3 de mayo', obra de Carlos Saura, este martes en Teruel.
Un momento del rodaje del corto 'Los fusilamientos del 3 de mayo', obra de Carlos Saura, este martes en Teruel.Antonio García / EFE

El cuadro Los fusilamientos del 3 de mayo, o Los fusilamientos en la montaña del Príncipe Pío de Madrid está considerado uno de los lienzos más dramáticos de la historia del arte y una de las obras esenciales de la pintura occidental. Aquella noche de 1808 las tropas francesas ejecutaron a decenas de patriotas levantados contra el Ejército de Napoleón en varios lugares de Madrid. La brutal represión, retratada en todo su horror por Francisco de Goya, plasma la expresión de la crueldad humana y la vez la heroica reivindicación de la libertad. Reconstruir este trágico, y épico, episodio de la historia de España es la tarea en la que se ha embarcado el cineasta Carlos Saura, que aborda la recreación de la obra de Goya como un enorme desafío y, también, como un proceso innovador. Pocas veces se ha visto la traslación de una pintura con tanta fuerza a una pieza audiovisual con la minuciosidad y la exigencia con la que Saura ha llevado a cabo el rodaje del cortometraje Goya, 3 de mayo, con el que la televisión autonómica de Aragón quiere conmemorar el 275º aniversario del nacimiento del genio de Fuendetodos, un creador definido por la historiadora Manuela Mena, experta en Goya, como “una mezcla fascinante de Albert Einstein y Miguel Ángel”.

MÁS INFORMACIÓN

Saura, que ya dirigió a finales de los años noventa la película Goya en Burdeos protagonizada por Francisco Rabal, se ha propuesto reconstruir el cuadro en dos escenarios diferentes: uno en la colina en la que se producen los fusilamientos y otro en la cuerda de presos, que reconstruye los momentos previos tomando como referencia Los desastres de la guerra. A través de la cámara, el cineasta oscense muestra la lenta llegada de los sentenciados a la pena capital al montículo de Príncipe Pío, la manera en la que se van situando ante los fusileros y cómo se van sucediendo las diferentes tandas de disparos del pelotón de soldados del regimiento de los Marinos de la Guardia Imperial francesa. “Hasta llegar a esa imagen –una maravilla de dramatismo– que vemos en el cuadro inmóvil de Goya, con el fusilamiento del hombre de la camisa blanca”, según comentó el cineasta a Aragón TV durante el rodaje.

La consejera de Presidencia y Relaciones Institucionales del Gobierno de Aragón, Mayte Pérez, conversa con el director de cine, Carlos Saura, el martes, en el rodaje de 'Goya 3 de mayo'.
La consejera de Presidencia y Relaciones Institucionales del Gobierno de Aragón, Mayte Pérez, conversa con el director de cine, Carlos Saura, el martes, en el rodaje de 'Goya 3 de mayo'.GOBIERNO DE ARAGÓN / Europa Press

El levantamiento se había iniciado el 2 de mayo. Una multitud provista de armas rudimentarias (escopetas de caza, hoces, guadañas) se enfrentó a unas tropas napoleónicas reforzadas por soldados egipcios y de inmediato se desencadenó una brutal represión, como reflejó Goya en dos lienzos únicos. El primero, La carga de los mamelucos en la Puerta del Sol de Madrid, representa la lucha de los madrileños contra el ejército francés mientras el segundo, Los fusilamientos del 3 de mayo, refleja la sangrienta represión, salpicada de una atrocidad extrema. Ambos óleos respondían al encargo del Gobierno de la Regencia de “perpetuar por medio del pincel las más nobles y heroicas acciones de nuestra gloriosa insurrección contra el tirano de Europa”.

Ser fiel a los trazos de la pintura y dotar de realismo a la escena registrada el 3 de mayo es el gran reto de este cortometraje. La obra recrea meticulosamente la caracterización de los personajes, los uniformes de los soldados, el deslumbrante ropaje de la figura central o el fanal que ilumina el lugar. Para darle la máxima precisión a los fondos, Saura utilizará técnicas digitales durante la fase de montaje, una tecnología en la que el cineasta se estrena a sus 89 años.

Un momento del rodaje de 'Los fusilamientos del 3 de mayo', obra de Carlos Saura, este martes en Teruel.
Un momento del rodaje de 'Los fusilamientos del 3 de mayo', obra de Carlos Saura, este martes en Teruel.Antonio García / EFE

La televisión autonómica presume del tono aragonés que arropa todo el proyecto: un cineasta oscense al frente de una obra audiovisual inspirada en el gran pintor zaragozano, rodada en Teruel y con los tambores de Calanda sonando como telón de fondo en un claro homenaje a Luis Buñuel. Las laderas de la montaña del Príncipe Pío han sido recreadas en el espacio audiovisual de la Diputación de Teruel, donde 45 figurantes caracterizados de forma escrupulosa y sometidos a diario a un concienzudo proceso de maquillaje, dan vida da al lienzo pintado en 1814. El actor José Luis Esteban interpreta al personaje central, ese héroe desconocido, de cabello ensortijado y tez morena que viste un jubón blanco y extiende los brazos proclamando su inocencia.

Descifrar la identidad de quien recibe la ráfaga de plomo ha sido una tarea en la que se han embarcado durante décadas los historiadores. El catedrático de Artes Plásticas Juan Manuel Sánchez Ríos aventura que presumiblemente se trataba de Martín de Ruzcavado. Su nombre figura entre los 43 inscritos en el muro de la cripta del cementerio de la Florida que acoge en sepultura los cuerpos de los arcabuceados en la madrugada del 3 de mayo de 1808 en la montaña de Príncipe Pío por las tropas napoleónicas.

Puedes seguir EL PAÍS TELEVISIÓN en Twitter o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50