Columna
i

El catalán excelente de Cercas

El cuento ‘indepe’ se deshace en el verbo de un escritor criado en el catalanismo democrático

Javier Cercas, durante la presentación, a principios de marzo, de última novela, 'Independencia', en Barcelona.
Javier Cercas, durante la presentación, a principios de marzo, de última novela, 'Independencia', en Barcelona.EFE

Insiste mucho Javier Cercas en que todo lo que dijo en TV3 lo dijo en un catalán excelente. Y a fe que lo era, porque yo puedo comparar, ya que he oído a Cercas maltratando otras lenguas romances. Le he visto departir en público en un italiano mejorable, tirando a itañol, y era un gozo asistir a la alegría del público de aquel festival literario, encantado de oír a su escritor favorito hablarles en su lengua. Cuando le pregunté por qué no tiraba de traductores, como hacíamos el resto de escritores españoles, me respondió que hacía muchos años vio una entrevista a Umberto Eco en TVE en la que se expresaba en un español monstruoso, y le encantó el gesto.

MÁS INFORMACIÓN

Si Cercas hablase catalán como habla italiano, no estaría sometido a la ordalía que vive. Si fuese un extremeño afectado por la diglosia que se expresa en un catañol empedrado de castellanismos, no llevarían diez años acosándole y difamándole. Las mismas diputadas independentistas que hoy le escupen le tratarían con ese afecto que se prodiga a las mascotas obedientes. Les encantaría ver a un escritor español esforzándose por enhebrar unas frases en catalán.

Por desgracia, Cercas habla el catalán excelente propio de los catalanes cultos, y eso es imperdonable. Quienes conjugan todo con posesivos y anteponen “nostra” a la lengua, la cultura y la tierra, apropiándoselas sin rubor, no entienden que un dels nostres hable como els altres. El cuento indepe se deshace en el verbo de un escritor criado en el catalanismo democrático y a quien no se puede acusar de catalanofobia, porque sería una fobia ejercida contra él mismo. Cercas es un tipo demasiado hedonista para detestarse tanto, aunque se maltrate un poco en sus libros. Maldición, qué bien habla, piensan al verlo en la tele. Y eso que no saben lo bien que escribe.

Puedes seguir EL PAÍS TELEVISIÓN en Twitter o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50