Netflix

‘¿Quién mató a Sara?’, la serie mexicana que se ha colado inesperadamente entre lo más visto de Netflix

La plataforma anuncia para mayo la segunda temporada del culebrón que se ha convertido en el fenómeno sorpresa de la temporada

El actor Manolo Cardona interpreta a Alejandro Guzmán, un hombre que ha estado injustamente en prisión 18 años. En vídeo, el tráiler de '¿Quién mató a Sara?'.NETFLIX

Año con año, Netflix define sus títulos prioritarios, a los que mima con grandes estrategias y detalladas campañas de mercadeo para convertirlos en éxitos: ahí estaba hace nada Sky Rojo, la gran novedad de marzo, de la mano de los creadores de La casa de papel. Pero entre los cientos de estrenos hay también ejemplos que se convierten en los caballos negros de la temporada. Series que se transforman en fenómenos inesperados sin que se sepa bien por qué. El ejemplo más reciente es ¿Quién mató a Sara?, una serie mexicana con un elenco internacional que añade una nueva vuelta de tuerca a la probada fórmula de las telenovelas. En dos semanas ha conseguido estar entre lo más reproducido en el servicio no solo en Latinoamérica sino en países como España, Suiza, Italia y Marruecos. La serie estrenará segunda temporada el 19 de mayo.

El popular actor colombiano Manolo Cardona (El cartel de los sapos, Sin tetas no hay paraíso, Narcos) es el protagonista de la serie. Interpreta a Alejandro Guzmán, un hombre que estuvo injustamente en prisión por 18 años pagando por la muerte de su hermana Sara (Ximena Lamadrid), un crimen que no cometió y que se hizo pasar por un accidente por parte de una mente criminal. El héroe de la historia purgó la pena en favor de la poderosa y corrupta familia Lazcano, que manipuló el caso para proteger al primogénito Rodolfo (el venezolano Alejandro Nones). Alex sale de prisión con sed de vengarse de todo el clan, especialmente del tenebroso patriarca, César Lazcano (el español Ginés García Millán).

No podría haber culebrón sin romance prohibido. Uno de los problemas con los que se encuentra Alex, el solitario vengador que tiene entre su doloroso bagaje, además del asesinato de su hermana, el fallecimiento de su madre, humillada ante la desgracia familiar. Es por eso que Guzmán encuentra una aliada en el lugar menos esperado. Elisa (Carolina Miranda), la hija menor de los Lazcano, se da cuenta de la trampa de la que fue víctima Álex, amigo de la familia desde la adolescencia. Elisa y Alex comienzan una relación que complica todo, pero la pareja pronto descubre que el crimen tampoco fue responsabilidad de Rodolfo. Sus esfuerzos se centran en descubrir a quien ideó toda la trama y fue utilizando a todos ellos como peones del juego.

¿Quién mató a Sara? resalta todas las características de las historias guiadas por la venganza, un género que ha encontrado gran audiencia en el formato cinematográfico como pudieron confirmar sagas como John Wick y Taken, de Luc Besson, que hizo un salto no tan triunfante a la pantalla chica en 2017. La serie combina estos elementos de thriller clásico con rasgos dramáticos y giros de historia propios de una telenovela latinoamericana de alta factura.

El equipo detrás del más reciente éxito de Netflix tiene una larga experiencia en el mundo del culebrón. El chileno José Ignacio Valenzuela, creador y escritor de la serie, ya había mostrado su capacidad para maquinar intrigas en La familia de al lado, emitida en Chile en 2010. A esta popular telenovela siguieron producciones del mismo estilo mostradas en las principales ventanas del género como Telemundo y Televisión Azteca en México. El director David Ruiz, quien se hace llamar Leche Ruiz en ¿Quién mató a Sara? ya había acumulado horas de vuelo detrás de la cámara en La piloto, la historia de una mujer que comienza a hacer vuelos para el narcotráfico. La serie estuvo en el horario estelar del principal canal de Televisa además de haber sido emitida por Univisión. El caraqueño Alejandro Nones también fue uno de sus protagonistas, que conectó con audiencias que sobre el papel parecen tan disímbolas como la turca y las brasileñas.

Populares rostros de telenovelas pasadas reaparecen en la serie, lo que ayuda a comprender el éxito de ¿Quién mató a Sara? Carolina Miranda fue el rostro de la popular temporada tres de Señora Acero, de Telemundo, que tuvo una enorme penetración entre el público hispano de Estados Unidos. La colombiana Ana Lucía Domínguez también repite en las dos series. Estuvo en la quinta temporada de Acero y ha dado el salto al thriller de Netflix.

La segunda temporada promete profundizar el camino que llevó al éxito. A bordo saltarán actores como el mexicano Daniel Giménez Cacho, quien hizo para Netflix Club de Cuervos, la primera serie mexicana de la empresa estadounidense. Giménez Cacho trabaja ahora en el proyecto que representa el retorno de Alejandro González Iñárritu a México, una película cuyos detalles han sido guardados con mucho celo. Antonio de la Vega, quien encarnó a un entrañable guardameta en la serie mencionada también se integrará a ¿Quién mató a Sara? La segunda temporada saltará al pasado, donde Alex descubrirá que su hermana fallecida tenía un ángulo que no conocía y que muchas de sus certezas no eran lo que él pensaba. Un recurso para estirar la liga propio de la tradición telenovelera.

Puedes seguir EL PAÍS TELEVISIÓN en Twitter o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50