CORONAVIRUS

‘Sálvame’, un inesperado referente informativo

El programa de Telecinco altera sus contenidos para informar de forma didáctica sobre las consecuencias del coronavirus

Una imagen de 'Sálvame', programa de Telecinco, este martes.
Una imagen de 'Sálvame', programa de Telecinco, este martes.

Pocos esperaban que Sálvame, que ha hecho del entretenimiento más distendido su bandera, se convirtiera en referente informativo en la forma de abordar la crisis del coronavirus. Pero el programa presentado por Jorge Javier Vázquez, que llena casi cuatro horas de la parrilla de las tardes de Telecinco de lunes a viernes, se ha adaptado e incluye en sus contenidos explicaciones para que sus espectadores entiendan, de la forma más didáctica posible, qué está ocurriendo.

Tanto Vázquez como su sustituta, la periodista Carlota Corredera, han estado, alternativamente, al frente del formato en estos días. La información del corazón y las rencillas personales entre los colaboradores han dejado paso a una mesa con expertos y conexiones con testimonios. “Los datos no hacen más que aumentar la psicosis y el miedo, por eso es importante estar bien informados y conocer a través de profesionales cómo evoluciona este virus”, alertaba Corredera en el programa. Jesús Sánchez Martos, catedrático de Educación para la Salud de la Universidad Complutense y ex consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, se ha convertido en uno de los colaboradores habituales de la mesa, por la que han pasado también Luis González, presidente del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid, o la psicóloga Ana Isabel Gutiérrez.

El público de Sálvame, del que un buen porcentaje son jubilados o personas en grupos de riesgo, ha estado al tanto de los síntomas con los que se puede manifestar el virus o han aprendido a lavarse las manos de forma correcta y cómo respetar el metro de distancia de seguridad. En las redes sociales, no pocos espectadores del programa han alabado la forma didáctica en que el espacio ha abordado el tema, sin alarmismos pero con firmeza, y recordando la importancia de permanecer en casa. En estas mesas también están presentes algunos de los colaboradores habituales del espacio, aunque solo como representantes de la población. La información queda para los expertos.

No es la primera vez que un tema de la actualidad ajeno al mundo del corazón se cuela en Sálvame. Sin embargo, en anteriores ocasiones algunos espectadores criticaron la frivolidad de que colaboradores del programa comentaran sus impresiones tras el asesinato del niño Gabriel en 2018 o el rescate del pequeño Julen a principios de 2019.

Como ha ocurrido en toda la televisión, la audiencia de Sálvame ha crecido desde que ha entrado en vigor el estado de alarma decretado por el Gobierno. El lunes 9 de marzo, el programa tuvo 1.625.000 espectadores en Sálvame Limón (la primera franja del espacio), 1.987.000 en Sálvame Naranja (el segundo tramo) y 2.197.000 en Sálvame Tomate (el último fragmento), el lunes 16 los datos ascendieron hasta los 2.395.000, 2.889.000 y 2.561.000 espectadores, respectivamente.

Otros formatos de Telecinco, cuyo contenido suele estar centrado en el entretenimiento y en la vida social, han adaptado sus temáticas para hacer hueco a la mayor pandemia en la memoria reciente. Viva la vida, Socialité o Sábado Deluxe han entrevistado a expertos y contado con testimonios directos para explicar la situación a sus espectadores.

Más información

Lo más visto en...

Top 50