La seguridad de los dispositivos móviles entra en una nueva dimensión

Samsung amplía la protección de los datos de los usuarios en sus productos Galaxy. Tecnología de vanguardia en una plataforma que garantiza la fiabilidad de las comunicaciones

La marca se ha asociado con Android para ofrecer a empresas una experiencia más segura y eficiente.
La marca se ha asociado con Android para ofrecer a empresas una experiencia más segura y eficiente.
Eduardo Lobillo

Samsung ha dado un paso adelante y ha decidido llevar la seguridad de sus dispositivos móviles a una nueva dimensión. Sabe que el uso de móviles y tabletas ha aumentado este último año por el confinamiento. Conoce, además, que los ciberataques se han disparado y que han puesto en su diana estos aparatos y los datos de sus dueños. Por eso, ha tomado la determinación de ampliar a un mínimo de cuatro años las actualizaciones regulares de seguridad que recibirán los usuarios de todos los productos Galaxy, móviles y tabletas, tras el lanzamiento de estos dispositivos. La extensión de esta protección supondrá una mayor tranquilidad para las personas que los utilicen en sus comunicaciones.

“Nuestra prioridad principal en Samsung es ofrecer la experiencia móvil más segura a nuestros usuarios. Nos comprometemos a proteger los dispositivos Galaxy por más tiempo, para que todo lo que deba mantenerse protegido, esté protegido”, señala David Alonso, director del Área de Empresas de Samsung Iberia.

El liderazgo de Samsung en asuntos de seguridad responde a una planificación integral que ofrece una protección de extremo a extremo. Esto es, desde que se planifica un nuevo producto hasta que sale al mercado. Es una de las ventajas que otorga diseñar y desarrollar sus propios productos, software y servicios.

Las garantías se incorporan en todas y cada una de las capas, desde el chip hasta las aplicaciones. Algunos ejemplos son la plataforma de seguridad Samsung Knox, la última incorporación, Knox Vault, una combinación de tres elementos: procesador seguro, memoria segura y software integrado, para proteger los datos del usuario contra ataques físicos, utilizando para ello un eSE de última generación, S3K250AF, certificado Common Criteria EAL 5+.

La certificación del Centro Criptológico Nacional, adscrito al CNI, corrobora nuestro compromiso con la privacidad para las empresas, instituciones y ciudadanos
David Alonso, director del Área de Empresas de Samsung Iberia

La multinacional no ha desarrollado esta labor en solitario. La importancia que le ha conferido a la seguridad le ha llevado a impulsar una intensa colaboración. Por una parte, con socios en sistemas operativos y chips. Y, por otra, con más de 200 operadores de todo el mundo para garantizar que los millones de dispositivos Galaxy, más de 130 modelos, reciben sus parches de seguridad.

Esta filosofía basada en la apertura y colaboración le ha llevado a establecer estándares de seguridad con más de mil socios para todos los dispositivos Android. Aquí se incluye el primer programa de actualización de seguridad de su categoría —que se hizo en 2015— y la asociación con la comunidad de investigación de seguridad más amplia para garantizar que los consumidores tengan la experiencia móvil más protegida posible.

Alianza de multinacionales

Fruto de este compromiso con lograr la transformación digital de los negocios es su unión al programa Android Enterprise, dirigido por Google, y cuyo objetivo es facilitar a las empresas la integración de soluciones móviles en sus operaciones. La confluencia de los esfuerzos de ambas compañías tiene la finalidad de mantener la productividad, proteger a los trabajadores y ofrecer flexibilidad. “Con este programa estamos facilitando aún más a los clientes empresariales la creación de una experiencia móvil que proteja a los empleados, los mantenga comprometidos y mejore la eficiencia operativa al cumplir y superar los estándares de seguridad, productividad y flexibilidad de Google”, asegura David Alonso.

Una década de esfuerzo conjunto de Samsung y Android se ha traducido en la alianza entre Android Enterprise y la plataforma Samsung Knox para empresas, con la que se ofrece una experiencia a los clientes de Android que buscaban las capacidades avanzadas de Samsung en seguridad y administración de dispositivos.

Igualmente, la sincronización de los servicios de inscripción de dispositivos móviles (Android zero-touch y Knox Mobile Enrollment) significa para los clientes empresariales una variedad de prestaciones que ayudan a optimizar la experiencia de incorporación de empleados y la reimplementación de dispositivos. “La participación de Samsung en el programa garantiza que los clientes de Google tengan acceso a dispositivos que ofrecen una seguridad, eficiencia y productividad excepcionales”, explica David Still, director gerente de Android Enterprise.

Samsung es capaz de entregar los mejores resultados posibles a sus clientes empresariales, superando los requisitos de hardware y de software que Google establece para las compañías con las que trabaja. Entre estas destacan funciones de seguridad avanzadas adicionales que Samsung añade, como el cifrado de datos en reposo de doble capa (DualDAR) para la protección de datos confidenciales contra ataques de ciberdelincuentes.

Archivado En: