La generación Z: cuando el móvil se convierte en una extensión de los sentidos

Los jóvenes nacidos a partir de 1995 no conciben un mundo sin internet y sin ‘smartphones’. Acostumbrados a la inmediatez, a diario recurren a sus teléfonos para capturar el mundo, comunicarse, buscar información y divertirse

Hay quienes han vivido desde siempre en un planeta hiperconectado. Jóvenes que no conciben un mundo sin wifi, YouTube o Instagram. Y mucho menos sin smartphones. La generación Z, los nacidos a partir de 1995, no conocen la vida sin internet. Para muchos de estos nativos digitales, los móviles son herramientas imprescindibles. Los usan para casi todo: desde navegar por la web hasta comunicarse, buscar información o divertirse.

“Los menores de 25 años son los primeros que se encuentran con internet desde el comienzo de sus vidas”, subraya el doctor en Economía Iñaki Ortega, que es autor del libro La generación Z y profesor de la la Universidad Internacional de La Rioja (UNIR). Gracias a Internet, “los zeta se han acostumbrado a no depender tanto de padres y profesores para adquirir conocimientos, a disponer de cantidades infinitas de datos y a organizarlos conforme a su particular criterio”. Son jóvenes que “han crecido entreteniéndose con los móviles de sus padres”. “Lo que para nosotros es una experiencia innovadora, como ojear un periódico digital, leer un libro en un Kindle o escuchar música en Spotify, para ellos es el soporte natural de esos contenidos. Y ahí está la clave, la tecnología es el medio, no el fin”, comenta Ortega.

El smartphone es el dispositivo favorito de esta

. El 95% de la generación Z tiene un teléfono inteligente, según el Centro para la Cinética Generacional. Más de la mitad de estos jóvenes lo usan cinco o más horas al día. Uno de cada cuatro alcanza las 10 horas. En España, casi un 90% de los adolescentes entre 14 y 16 años tiene un smartphone, según el estudio Las TIC y su influencia en la socialización de adolescentes. El 75,7% tiene un portátil, el 68,8% una tablet y el 52,6% un ordenador de mesa. En internet, según el mismo informe, sobre todo buscan música, miran páginas para divertirse, mantienen el contacto con personas que no pueden ver de manera frecuente o buscan información o documentación.

Jordi Busquet, profesor de Sociología de la Facultad de Comunicación y Relaciones Internacionales y responsable de la red de investigación EIDOS de la Universidad Ramon Llull, asegura que para la generación Z el smartphone es una extensión de los sentidos que les permite estar en contacto con la realidad. “El móvil siempre ha estado a su alcance, por lo que no pueden concebir la posibilidad de una vida sin él. Es una extensión de las manos, los ojos y los oídos. Lo llevan siempre incorporado en el bolsillo. Están siempre atentos, accesibles, dispuestos a comunicarse”, señala.

A la hora de encontrar el dispositivo que más se adecúa a sus necesidades, las valoraciones y el precio son un factor importante. El 68% de la generación Z lee tres o más reseñas antes de comprar algo por primera vez con su propio dinero, según el Centro para la Cinética Generacional. “Buscan el producto más innovador del mercado a un precio lo más asequible posible. Son capaces de comparar cientos de precios en diferentes plataformas hasta dar con el más bajo”, explican desde Samsung.

Esta generación es capaz de comparar cientos de precios en diferentes plataformas hasta dar con el más bajo

Los Z han vivido dos grandes crisis, la de 2008, y ahora, la generada por la pandemia de coronavirus. La tasa de paro de los jóvenes de entre 15 y 24 años es del 41% frente a la media del 14% de la OCDE. La expansión mundial del covid-19 no ha hecho más que empeorar esta situación. Unos 244.000 jóvenes de esta edad han perdido el empleo por la pandemia, la franja más afectada de toda la sociedad, según el Anuario del Mercado de Trabajo 2020: el año del Covid-19 elaborado por Adecco Group Institute.

Grandes móviles a precio pequeño

Estas circunstancias hacen que muchos jóvenes busquen smartphones con las mejores prestaciones, pero a un precio asequible. “El willingness to pay (el máximo precio que un cliente está dispuesto a pagar por un producto) de esta generación es muy diferente a la de las generaciones anteriores”, aseguran desde Samsung. La marca surcoreana subraya que el acceso gratuito a las plataformas con las que navegan e interaccionan diariamente los jóvenes y su bajo poder adquisitivo hacen que demanden “soluciones innovadoras a menor precio”.

El Galaxy A52 5G destaca por una tasa de refresco que alcanza los 120Hz, la misma que los principales modelos de gama alta.
El Galaxy A52 5G destaca por una tasa de refresco que alcanza los 120Hz, la misma que los principales modelos de gama alta.

Es lo que pretende ofrecer Samsung con la serie Galaxy A. Algunos smartphones de esta gama son compatibles con las redes 5G y comparten algunas prestaciones con teléfonos de alta gama que, a veces, incluso cuestan el doble. TM Roh, presidente y director de negocios de comunicaciones móviles de Samsung Electronics, asegura que los móviles de esta serie “poseen la filosofía de la marca Galaxy, con las últimas innovaciones, servicios y funciones a un precio accesible”. “Con los nuevos Galaxy A, Samsung ha vuelto a crear smartphones con una tecnología alucinante al alcance de todos. Cuentan con las características más icónicas de la marca, como la resistencia al agua o la batería de hasta dos días de duración, y todo lo que necesitas para crear y compartir tus contenidos más locos y divertidos con la seguridad de que toda tu información está siempre protegida”, apunta Antonio A. Bolaños, Head of Product Strategy de Samsung España.

Destacan en este sentido el Galaxy A52 5G y el Galaxy A72 5G, que están disponibles en cuatro colores —violeta, negro, blanco y azul—. Mientras que el Galaxy A72 5G tiene una pantalla de 6,7 pulgadas, la del Galaxy A52 5G es de 6,5 pulgadas y destaca por una tasa de refresco que alcanza los 120Hz. La tasa de refresco hace referencia a la cantidad de veces que la pantalla se actualiza por segundo. Por lo tanto, cuanto más alta sea, más fluidos se ven los movimientos y los desplazamientos entre pantallas y más positiva es la experiencia. Los principales smartphones de gama alta en el mercado, por ejemplo los potentes Galaxy S21, actualizan la pantalla igual de rápido que el A52 5G.

Con los nuevos Galaxy A, Samsung ha vuelto a crear ‘smartphones’ con una tecnología alucinante al alcance de todos
Antonio A. Bolaños, Head of Product Strategy de Samsung España

En el apartado fotográfico, Samsung saca pecho y promete con ambos terminales “fotos nítidas y claras durante todo el día, incluso con poca luz”. El A52 5G tiene cuatro cámaras: un sensor principal de 64 megapíxeles, un gran angular de 12 megapíxeles, un macro de cinco megapíxeles y un sensor de profundidad de cinco megapíxeles. En el A72, se cambia el sensor de profundidad por un teleobjetivo de 8 megapíxeles.

A millones de jóvenes les gusta capturar en su día a día el mundo que les rodea. “A los adolescentes por definición les gusta satisfacer sus deseos de forma instantánea y los móviles les permiten vivir de forma intensa y compartir estas vivencias en las redes sociales”, explica Jordi Busquet, profesor de Sociología de la Facultad de Comunicación y Relaciones Internacionales y responsable de la red de investigación EIDOS de la Universidad Ramon Llull. Samsung pretende que la generación Z pueda utilizar sus smartphones y capturar contenido en prácticamente cualquier circunstancia, incluso si se mojan. El Galaxy A52 5G y el Galaxy A72 5G pueden sumergirse en agua hasta un metro de profundidad durante unos 30 minutos.

El A72 5G tiene cuatro cámaras: un sensor principal de 64 megapíxeles, un gran angular de 12 megapíxeles, un macro de cinco megapíxeles y un teleobjetivo de megapíxeles.
El A72 5G tiene cuatro cámaras: un sensor principal de 64 megapíxeles, un gran angular de 12 megapíxeles, un macro de cinco megapíxeles y un teleobjetivo de megapíxeles.

Más allá de la cámara, para los jóvenes también resulta importante la batería y el rendimiento. Samsung promete hasta dos días de autonomía para transmitir en streaming, compartir contenido o jugar. Un sistema de inteligencia artificial detecta los patrones de uso del usuario con el objetivo de conseguir una batería más duradera. Además, ambos dispositivos cuentan con carga rápida.

Las promesas que llegan con el 5G

Pero si por algo se caracterizan estos smartphones, es porque son compatibles con las redes 5G. La generación Z persigue la inmediatez, tal y como resaltan desde Samsung: “Son amantes de las conexiones ultrarrápidas, quieren buscar y descargar la información que necesitan en pocos segundos y son quienes hoy en día más demandan la tecnología 5G”. El 5G, que se ha convertido en sinónimo de ultravelocidad, despegó en 2019 en países como España, Reino Unido, Italia, China, Japón o Estados Unidos.

En España, el 81% de las personas ha escuchado alguna vez algo sobre esta tecnología, según un informe de Samsung. Sin embargo, el grado de conocimiento en torno a las posibilidades que ofrece no es especialmente elevado. De hecho, seis de cada 10 personas no saben qué casos de uso concretos tiene. Además de permitir descargas a velocidades vertiginosas —por ejemplo, bajar una película en cuestión de segundos—, el 5G permitirá una mejora notable en los videojuegos online. Reduce la latencia, es decir, el tiempo de respuesta que tarda un dispositivo en ejecutar una orden desde que se le manda la señal. Para los gamers, cada segundo es determinante. Un pequeño retardo en un juego puede ser la diferencia entre la vida y la muerte de un personaje.

Una encuesta de conectividad y tendencias móviles de Deloitte analiza cómo el 5G cambiará los hábitos de los jóvenes con sus smartphones. El 52% de los usuarios de la generación Z familiarizados con esta tecnología consideran que verán más vídeos en streaming en el móvil. Por otro lado, el 49% jugará a más videojuegos y el 38% cree que mejorará el uso de nuevas formas de entretenimiento relacionadas con la realidad virtual y la realidad aumentada.

Más allá de una mayor velocidad de descarga y una mejora en la experiencia al jugar a videojuegos, el 5G trae consigo otros beneficios. Por ejemplo, Samsung asegura que permitiría a los artistas reproducir su actuación en tiempo real “para que los fans de todo el mundo puedan disfrutar de ella desde sus dispositivos 5G y tener la impresión de que la están viendo en directo”.

La generación Z es la que más demanda tecnología 5G: es amante de las conexiones ultrarrápidas y quiere buscar y descargar la información que necesita en pocos segundos

Además, a medida que el mundo está cada vez más conectado, “es necesaria una red que le siga el ritmo”. Con esta tecnología, múltiples dispositivos se pueden conectar al mismo tiempo a la red sin que esto sea un problema. Algo especialmente importante para una generación acostumbrada a vivir en un mundo hiperconectado. De hecho, el 45% de los adolescentes dice estar en línea de manera casi constante, según el Pew Research Center.

A día de hoy, fabricantes como Samsung permiten conectar varios dispositivos entre sí para poder controlarlos desde cualquier lugar. Por ejemplo, un usuario puede enviar desde su smartphone de la serie Galaxy A contenido a la televisión. También contestar llamadas y enviar mensajes desde su reloj inteligente, así como controlar algunos comandos desde sus auriculares sin tener el móvil cerca.

Archivado En: