BLOCKCHAIN

El inventor de la Web saca a subasta su código fuente original

El archivo digital único (NFT) saldrá a la venta en Sotheby’s por un precio inicial de 1.000 dólares

Tim Berners-Lee, sigue una conferencia durante el Festival Mozilla en Londres en 2018.
Tim Berners-Lee, sigue una conferencia durante el Festival Mozilla en Londres en 2018.SIMON DAWSON / Reuters

Tim Berners-Lee, padre de la World Wide Web, las tres WWW que permiten navegar por internet, ha decidido poner a la venta las tripas de su invento. El código fuente original de uno de las grandes creaciones de la historia de la humanidad será subastado a partir de la próxima semana en la casa británica Sotheby’s como un token no fungible (NFT, por sus siglas en inglés), es decir, como un archivo digital único, un formato que recientemente ha logrado atraer grandes sumas de dinero en las subastas.

Las ofertas comenzarán desde 1.000 dólares y será la primera vez que Berners-Lee logra dinero de forma directa por su invención, que ha transformado la sociedad y la economía de todo el mundo. Los fondos obtenidos con la subasta se destinarán a iniciativas que decidan Berners-Lee y su esposa.

La subasta del NFT de código fuente original de la World Wide Web se iniciará el próximo miércoles 23 y terminará el 30 de junio e incluye 9.555 líneas de código que contienen implementaciones de los tres lenguajes y protocolos inventados por Berners-Lee: HTML (lenguaje de marcado de hipertexto), HTTP (hipertexto protocolo de transferencia) y URI (identificadores uniformes de recursos). También se incluyen documentos HTML originales que instruían los primeros usuarios de la web sobre cómo utilizar la aplicación.

Además, el comprador se llevará la firma digital de la cadena de bloques de Ethereum —un activo digital único que certifica la propiedad de los NFT— una visualización animada, una carta escrita por el inventor y un póster digital del código completo de los archivos originales.

“¿Por qué una NFT? Bueno, es algo natural. Cuando eres es un científico informático y escribes un código, se siente bien firmar digitalmente mi autógrafo en un artefacto completamente digital” ha explicado Berners-Lee a Reuters. ¿Pero qué tan valioso es el código de la World Wide Web? Su valor radica en su importancia histórica y en el hecho de que esta subasta digital está respaldada por su creador, en vida, y firmada digitalmente como auténtica. Además, la subasta llama la atención dado que Berners-Lee siempre se negó a patentar su invención, que le habría hecho multimillonario, y ahora busca subastarla.

Más información

La casa de apuestas ha comenzado a promocionar la colección como “la única copia firmada del código para el primer navegador web que existe”. Es, según ha explicado la BBC de Londres, “una manera similar a la forma en que se podrían vender los diarios escritos a mano por una figura famosa”.

Tim Berners - Lee ha sido considerado como el máximo representante de la grandeza británica por su ingenio y generosidad al donar su invento y no patentarlo.
Tim Berners - Lee ha sido considerado como el máximo representante de la grandeza británica por su ingenio y generosidad al donar su invento y no patentarlo.

Berners-Lee, informático nacido en Londres en 1955, inventó la World Wide Web en 1989, revolucionando la manera de crear y compartir la información en lo que se considera uno de los más importantes inventos desde la aparición de la imprenta en Europa en el siglo XV. La World Wide Web pasó a ser de dominio público y quizá eso también favoreció un éxito que ha llevado a que se use a diario por miles d emillones de personas.

Las NFT se han disparado en popularidad en los últimos meses, sobre todo en subastas públicas. Por ejemplo, una obra de arte solo digital del artista estadounidense Mike Winkelmann, conocido como Beeple, se vendió por casi 70 millones de dólares en Christie’s en marzo. También han sido subastados artículos del New York Times o memes.

El último proyecto de Berners-Lee es Solid, una suerte de nuevo internet más respetuoso con la privacidad y alejado de la centralización de los gigantes de la red como Google, Amazon o Facebook. Para llevarlo a cabo creó la tecnológica Inrupt, que en noviembre lanzó el primer servidor del nuevo sistema. La idea es que los usuarios sean dueños de sus datos y decidan qué quieren compartir y con quién hacerlo.

Puedes seguir a EL PAÍS TECNOLOGÍA en Facebook y Twitter o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50