Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
El nuevo Huawei Mate 20 Pro.
El nuevo Huawei Mate 20 Pro.
ESPECIAL PUBLICIDAD

Inteligencia artificial para ahorrar batería y hacer fotos profesionales con el móvil

El nuevo Huawei Mate 20 Pro aprende de tus hábitos para adaptar su rendimiento, reconoce imágenes en tiempo real e identifica objetos aportando información extra mediante realidad aumentada

No sabíamos que necesitábamos un teléfono con la pantalla a color hasta que lo tuvimos. Lo mismo pasó con la incorporación de la cámara de fotos. Y con la conexión a internet. Pequeñas revoluciones que cambiaron la forma en que interactuamos con los dispositivos y aportaron nuevos usos. La última gran apuesta de Huawei pasa por integrar la inteligencia artificial como una característica imprescindible de los teléfonos móviles. Y parece que lo ha conseguido. Huawei Mate 20 Pro utiliza esta tecnología como su motor principal para dar una usabilidad totalmente fluida. Permite mejorar la fotografía con la IA aplicada, minimizar el consumo de batería y algunas curiosidades más. Estos son algunos de los motivos por los que necesitamos un móvil con IA aunque no lo sepamos.

Fotografías profesionales con un solo clic

Una de las funcionalidades que más se han destacado de Huawei Mate 20 Pro es su cámara Leica, una de las marcas más prestigiosas en fabricación de artilugios de fotografía. Pero además de contar con la estrella de las cámaras de fotos, incorpora un sistema de IA que la complementa y que es esencial para el reconocimiento de escenas. La cámara detecta los objetos que está enfocando y su posición para decidir cuáles son las mejores condiciones de disparo.

Esta forma de funcionar se aplica a todos los modos que tiene disponibles: la cámara incorpora dos objetivos gran angular para hacer fotografías de cerca y con más detalle sin perder calidad y un teleobjetivo para conseguir imágenes lejanas. El sistema de IA se adapta automáticamente a todos ellos para ayudar al usuario a conseguir resultados profesionales, estabilizando la imagen y enfocándola, incluso en fotos nocturnas o con muy poca luz.

Inteligencia artificial para ahorrar batería y hacer fotos profesionales con el móvil

Todos estos beneficios se aplican también a la grabación en vídeo, con algunos extras. La inteligencia artificial aplicada al vídeo es capaz de predecir el movimiento para mejorar el enfoque y aplicar efectos especiales en tiempo real. Puedes aplicar filtros en directo sobre los vídeos que estés grabando. Por ejemplo, la IA identifica al protagonista de la escena y permite mantenerlo con color mientras todo lo demás se vuelve blanco y negro. Para conseguirlo, el algoritmo debe detectar cuál es el movimiento y ser capaz de anticiparse para procesar la información en tiempo real.

Identifica objetos y ofrece información sobre ellos

Esta habilidad para reconocer los objetos que la cámara tiene delante sirve para mejorar la calidad de las fotos pero también tiene otras utilidades. Mediante la función HiVision, Huawei Mate 20 Pro obtiene información sobre cualquier cosa que esté frente a su cámara. La inteligencia artificial detecta los objetos, los analiza y busca información sobre ellos en internet. Si añadimos a esta ecuación la realidad aumentada, podemos ver datos sobre cualquier cosa que enfoquemos con nuestro móvil en la pantalla. Por ejemplo: las calorías de una manzana, la información histórica básica de monumentos como la Torre Eiffel o el autor del cuadro que tienes delante. Además, este sistema de reconocimiento de objetos también puede ayudarte a identificar artículos que te gustan y facilitarte un enlace directo para comprarlos.

Aprende de tus hábitos para mejorar el rendimiento

La inteligencia artificial que vive en este móvil hace más cosas por los usuarios de las que son visibles. Aunque no nos demos cuenta, el dispositivo aprende cuáles son tus hábitos de uso para maximizar su rendimiento. El objetivo es que el sistema funcione de forma más fluida y se gestione mejor la energía. Por ejemplo, detecta en qué momentos del día se utiliza más y así puede ahorrar energía el resto del tiempo. También tiene información sobre qué aplicaciones son las más utilizadas y cuándo es necesario activar o no el wifi dependiendo del momento.

Al optimizar el uso del teléfono, aumenta la duración de la batería y se permite que mejore el rendimiento al no malgastar energía. Reducir el consumo durante las horas y las situaciones en las que menos se usa el móvil permite que se pueda ahorrar batería. Todo esto es posible gracias al procesador Kirin 980, más veloz y con menos consumo que su antecesor, Huawei Mate 10. Este fue el primer smartphone dotado con inteligencia artificial e incluía un procesador neural específicamente dedicado a la gestión de la IA. El nuevo procesador mejora todavía más sus prestaciones.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >