Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

¿Quieres encontrar trabajo al salir de la universidad? Apúntate a estas carreras

El análisis masivo de información y la carrera espacial son dos campos con gran proyección laboral en los próximos años

Transbordador espacial en la plataforma de la NASA en Houston, Estados Unidos. Ampliar foto
Transbordador espacial en la plataforma de la NASA en Houston, Estados Unidos.

La digitalización generará más de un millón de empleos en España hasta 2021, según el informe de Ramstad La digitalización: ¿crea o destruye empleo?, publicado en septiembre de 2017. Esos puestos serán cubiertos, principalmente, por profesionales de las especialidades STEM (graduados en ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas). Expertos en inteligencia artificial, ciberseguridad, aeronavegación o big data son ya esenciales en una economía altamente digitalizada que mira hacia lo microscópico y hacia el Universo. En España, sin embargo, escasean. Hoy la mitad de las empresas encuentra problemas para cubrir esas vacantes, según el mismo informe.

"Es un buen momento para lanzarse a estos campos", apunta Jesús Sánchez, doctor en Ingeniería de Telecomunicación y jefe de estudios del área de ingenierías de tecnologías de la información y la comunicación (TIC) de la Universidad Alfonso X el Sabio (UAX). Una de las claves, para este profesor del centro docente privado ubicado en Madrid, está en las posibilidades de la inteligencia artificial. "Es algo de lo que se habla desde los sesenta, pero ha sido en los últimos años cuando han empezado a vislumbrarse las aplicaciones para el gran consumo", sostiene.

Los agentes virtuales o chatbox, el reconocimiento facial o por voz, el machine learning [la tecnología que permite a las máquinas aprender por su cuenta] o los vehículos autónomos, son algunas de las aplicaciones de la inteligencia artificial. "También el blockchain, del que todo el mundo habla y que se basa en la conjugación de muchas tecnologías ya conocidas que crean un libro de registro abierto y no manipulable con múltiples aplicaciones, además de para garantizar la viabilidad de criptomonedas como bitcoin", añade Sánchez. La ciberseguridad, para blindar los sistemas ante ataques externos es otro campo que requerirá muchos profesionales.

Datos a lo grande

El análisis masivo de datos o big data es una de las herramientas a las que cada vez recurren más investigadores, empresas e instituciones. Los códigos de barras y los QR o los sistemas de radiofrecuencia RFID permiten registrar y almacenar millones de datos, útiles para el desarrollo económico. "La información crece de manera exponencial, necesitamos mecanismos para que nos sea útil", afirma Sánchez.

Hoy se registran y almacenan millones de datos útiles para el desarrollo económico ampliar foto
Hoy se registran y almacenan millones de datos útiles para el desarrollo económico

Hoy se dibujan diferentes perfiles profesionales especializados en las diferentes partes del proceso. "Unos se dedican a las infraestructuras de captación y gestión de datos, otros al desarrollo de software que los trata y otros al análisis de lo obtenido para que sea de utilidad", agrega Sánchez, quien asegura que además del big data, la asistencia será otro de los pilares del futuro. "Tenemos muchos asistentes cerca, en el móvil, en el reloj, en la casa y todo apunta a que desarrollaremos tecnología que ayude a las personas, donde los mayores representa un ejemplo a los que les permita sentirse acompañados, como ahora hacen con la televisión", concluye.

Hasta el infinito y más allá

El ser humano lleva un siglo surcando el cielo y más de medio explorando el Universo cercano, sin embargo, ahora es cuando la carrera espacial empieza a tomar velocidad. Este año, la producción de aviones comerciales crecerá un 4,8%, de acuerdo con datos de la auditora Deloitte. Elon Musk, cofundador de Tesla, prepara, a través de su proyecto Spacex, los primeros viajes turísticos fuera de la Tierra y la llegada de la primera persona a Marte. "La aeronáutica se enfrenta a grandes retos: la búsqueda de una propulsión más eficiente y respetuosa con el medio ambiente y de componentes reutilizables ya que los materiales compuestos actuales son difícilmente reciclables", explica Ricardo Atienza, doctor en Ingeniería Aeronáutica y jefe de estudios de las titulaciones de las áreas de Ingeniería Aeronáutica y del espacio de la UAX.

El propio Musk está desarrollando lanzadores, los motores que permiten poner en órbita las naves, que puedan reutilizarse. "Así podrán ser más baratos y ecológicos", argumenta el experto. Hasta ahora estos aparatos auxiliares caían al mar y no se podían usar de nuevo. Los vuelos no tripulados es otro de los ámbitos que centran los esfuerzos, y los empleos, en el sector. "Hoy se está investigando qué usos se puede dar a los sistemas aéreos autónomos, muy útiles por ejemplo en zonas sensibles como la vigilancia del entorno de centrales nucleares, o zonas de conflicto armado".

El tráfico aéreo también crece. "Cada vez es más denso y se necesitan profesionales que optimicen el espacio aéreo y gestionen las instalaciones aeroportuarias", apunta Atienza, quien asegura que una buena parte de sus alumnos estudia con la idea de trabajar en el extranjero. "Hay mucho trabajo en Estados Unidos, en Canadá, Europa o en China", concluye Atienza. Un pequeño viaje dentro del mundo conocido para lanzarse a la excitante aventura de lo desconocido. Eso sí que es una profesión con futuro.

Esta noticia, patrocinada por la Universidad Alfonso X el Sabio, ha sido elaborada por un colaborador de EL PAÍS.