Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Enseñar programación para combatir el paro juvenil en España

El proyecto CoderDojo, que organiza la empresa Salesforce, prepara a niños de entre seis y 14 años para programar videojuegos y robots

Varios niños aprenden a programar videojuegos con el proyecto CoderDojo.
Varios niños aprenden a programar videojuegos con el proyecto CoderDojo.

"Hoy me lo he pasado fenomenal, ¡he conocido a un robot!", dice Cristina, de siete años, después de terminar su primera clase de programación. "Se llamaba Nao y bailaba, cantaba, ponía música... Luego he aprendido a manejar a otro, pero ese ya no bailaba". Como esta estudiante, otros 24 niños de entre seis y 14 años han acudido este miércoles a Madrid al primer encuentro de CoderDojo en España. Este proyecto internacional —que se desarrolla ya en 57 países y con 37.000 alumnos— pretende iniciar a los más pequeños en el aprendizaje de la programación. A nuestro país ha llegado de la mano de Salesforce, una empresa que tiene claro el objetivo de esta iniciativa: formar a jóvenes en programación para que después de la carrera no pasen a engrosar la lista del paro. "Que haya más de un 50% de jóvenes desempleados es un cáncer para nuestra sociedad. No puede ser que nuestros universitarios no encuentren trabajo y que, por otra parte, cada vez haya más vacantes en puestos de programadores. Tenemos que formarlos y apostar por esto", considera Miguel Milano, presidente de Salesforce para España, Oriente Medio y África.

El proyecto de CoderDojo en España se va a desarrollar dos veces al mes durante seis meses.  "Es suficiente tiempo para empezar a desarrollar el pensamiento computacional, porque los niños aprenden muy rápido. Durante estos meses utilizan Scratch y Code.or sin mucha dificultad y después, ya al final, les explicamos nociones de HTML y de Java Script", detalla Javier Iglesias, coordinador del proyecto para Salesforce. Todo eso lo aprenden programando videojuegos y robots. "Al principio cuesta un poco entender cómo funciona, pero después cuando ves que están programando cosas de Star Wars es mucho más divertido", cuenta Laura, de 13 años y del colegio Zola de Las Rozas. 

Después de los videojuegos, llegan los robots y los drones. "Enseñar programación puede ser un poco árido así que intentamos que no estén más de una hora seguida sentados solo programando para que no les dé tiempo a aburrirse", dice Iglesias. Así con esta iniciativa buscan que los niños de ahora ya no vean la informática como una materia aburrida.  "Ellos no parten de las barreras que tenemos los adultos, así que podemos convertir la programación en un juego como cualquier otro". 

El propósito es que cada vez más niños españoles formen parte de este proyecto. De momento, los 25 niños vienen de colegios públicos y privados de la Comunidad de Madrid. Han elegido a centro que ya habían impartido alguna lección de programación y a los alumnos que necesitaran una apoyo extra en esta materia, según informa Salesforce. "Queremos que esto se amplíe de forma escalada y a nivel de toda España", explica Milano quien detalla que, aunque es una iniciativa puramente privada, necesita el apoyo del Ministerio de Educación para poder seguir creciendo. "Esto es el futuro". 

Más información