Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Google Fotos, almacenamiento a cambio de confianza

El buscador quiere gestionar y ordenar el contenido audiovisual personal

Clay Bavor, vicepresidente de Google, muestra las mejoras de Google Fotos.
Clay Bavor, vicepresidente de Google, muestra las mejoras de Google Fotos. Bloomberg

Google quiere ordenar todas las fotos, las buenas, las malas, las regulares, todas valen en su nuevo producto. Bradley Horowitz, un histórico de las redes sociales desde su germen, es el padrino de este nuevo almacenamiento sin límite, presentado durante Google I/O 2015. En una sesión privada explicó el funcionamiento de Google Fotos. Su gran valor consiste en que se podrán guardar tantas fotos como se deseen, con un límite de 16 megapíxeles de definición. Más que el terabyte que ofrece Flickr y con una misión distinta.

No pretenden convertirse en el lugar desde el que se comparten, para eso tendrían que competir con Instagram. Lo que quieren es tener acceso a todas y cada una de las fotos y vídeos que se tomen con el móvil. Horowitz recordó cómo hace 20 años se soñaba con un servicio así, pero la Red entonces no lo soportaba. “Sabíamos que faltaba ancho de banda, velocidad y almacenamiento como para poder tener todas las imágenes almacenadas, todos los momentos de nuestra vida. Hemos llegado a tener la capacidad de registrar cada momento de nuestras vidas, pero no tenemos otra para revisarlo todo”, explicó para destacar el verdadero valor de Google Fotos, la selección.

Basándose en patrones de inteligencia artificial, el sistema hace uso del denominado “machine learning”, aprendizaje a partir de patrones para reconocer no solo el lugar, la fecha o la persona que sale en las fotos, sino también si son fotos de coches, árboles, flores, montañas o comida. Las organiza en cuadrículas temáticas de manera automática, cuanto más se usa, más certero.

Precisamente ahí estriba la polémica de Fotos, en el profundo conocimiento de uno mismo que se otorga a Google sobre uno mismo, sus amigos, costumbres y gustos. Horowitz insistió en que no es un lugar para compartir, sino para almacenar y ordenar.

“Se trata de replicar el modelo de GMail. En el correo no hay ningún botón que diga ‘Compartir en Internet'. Lo mismo sucede aquí", subrayó.

El directivo pasó por encima de una de las claves de este lanzamiento, Fotos deja de formar parte de Google+, la red social de Google, que queda como un lugar de comunidades cuyo único contenido a compartir son solo enlaces. “Google+ tiene un gran equipo detrás, pero tenemos que repensar qué es. Funciona muy bien para conectar las pasiones e intereses que comparte la gente”, defendió.

Tras el primer uso es difícil olvidar una inspiración clara, el ‘Carrete’ de iPhone e iPad, con orden por meses y años. Tras la primera impresión, sí destaca su capacidad para retocar con bastante lucidez, sin chirriar, y el uso de gestos para agrupar o enviar las fotos en bloque a los amigos con un solo enlace, evitando los correos demasiado pesados.

La aplicación se estrenó al término de la conferencia, tanto para Android como para iOS, así como navegadores.

Más información