La española Monkimun, aliada con Google para familias

La aplicación para aprender idiomas supera el millón de descargas

El equipo de Monkimun casi al completo en su sede en Madrid.
El equipo de Monkimun casi al completo en su sede en Madrid.

El producto se hace en Madrid, el márketing en San Francisco. Esa es la estrategia de Monkimun para convertirse en uno de los ochos socios de Google en el lanzamiento de sus contenidos para niños, uno de los grandes anuncios de I/O 2015, la conferencia anual en la que trazan sus líneas maestras. La empresa, que cuenta con 14 empleados y un millón de dólares de inversión, ha superado el millón y medio de descargas ocho meses después de salir al mercado. Su paso durante cuatro meses por 500 startups, una de las incubadoras más reconocidas de Silicon Valley, ha sido clave para llegar a este punto. PBS y Crayola son dos de las ocho elegidas por el gigante de Mountain View.

Cristóbal Viedma (Madrid, 1983) celebra el acuerdo: “En 2010 se reían del iPad, hoy hay 250 millones de unidades en el mercado. En 2013 Apple abrió su tienda para niños, en 2014 lo hizo Amazon. Google lo anuncia ahora, poco después de sacar contenidos infantiles en YouTube. Es un paso natural, pero con un gran potencial”.

En enero de 2014, junto a su hermana Marieta, decidió crear un aplicación para los más pequeños, centrada en enseñar idiomas a los niños de entre dos y ocho años. Funcionan en móviles y tabletas, tanto de Apple, como de Android o Amazon. En China también tienen una adaptación especial para Xiaomi. Con versiones en español, inglés y chino.

En total tienen seis aplicaciones en el mercado. La séptima, anunciada durante la conferencia, será en exclusiva con Google. Las aplicaciones son gratis, incluyen una primera lección, las tres restantes son de pago. En total han conseguido más de 10 millones de descargas de sus unidades didácticas.

En lo sucesivo el modelo de negocio será distinto. Por suscripción en lugar de compra directa, con una lección semanal y con envío de progreso a los padres, para que puedan seguir el progreso de sus hijos, saber dónde se atascan o qué necesita refuerzo.

Viedma no es nuevo en el mundo de las startups. En 2013, Rakuten, el amazon japonés, compró Viki, un servicio de vídeo que creó. Desde entonces, Asia es su obsesión, aunque no se olvida de otro mercado interesante, Brasil. “Pronto tendremos una versión adaptada al portugués brasileño en Amazon. Cada vez hay un interés más notable por la educación de los hijos en los países emergentes”, subraya el fundador.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50