Amazon quiere limpiar tu casa

El gigante del comercio electrónico lanza una división con servicios de limpieza del hogar, fontanería, clases a domicilio y jardinería

Pantallazo de la portada de Amazon Home Services.
Pantallazo de la portada de Amazon Home Services.

El chascarrillo que recorre Silicon Valley dice algo así como que la uberización de todos los servicios está convirtiendo a los adultos de la zona en seres incapaces de hacer nada por sí mismos. Los precios bajan y las opciones se multiplican. Cada vez hay más dinero para delegar tareas.

Más información
El Universo Amazon
Amazon Web Services despega sola
Amazon, autorizado para hacer pruebas con drones repartidores
Amazon cierra el año en pérdidas pese a mejorar un 20% las ventas

Amazon es la última en sumarse a esta fiebre. Lo hace a lo grande, con un amplio abanico de opciones dentro de Amazon Home Services, como se llama este nuevo apartado. Nace en 41 estados de EE UU con la opción de contratar un fontanero, un jardinero, un electricista o alguien que limpie los cristales o desatasque la chimenea.

Además, se mete en un terreno con cada vez más crecimiento, el de la educación. Se pueden contratar profesores de refuerzo para los niños o alguien que enseñe a tocar la guitarra. Las clases que normalmente se reciben en el gimnasio, Amazon las imagina también en el salón de casa. No todas las opciones funcionan en todos los estados.

El concepto es muy parecido al de una start-up que lleva tres años funcionando en la Bahía de San Francisco, TaskRabbit, donde un particular ofrece sus servicios y los consumidores valoran la experiencia a posteriori. La diferencia radica en que, en lugar de confiar en la autorregulación de la comunidad, Amazon avala una calidad mínima. Otro matiz: en TaskRabbit el precio se convierte en una subasta casi siempre a la baja en muchos casos, mientras que en Amazon es fijo.

La empresa de Jeff Bezos insiste en que los profesionales que aparecen en su web han pasado diferentes controles, tanto de calidad en el servicio, como en el aspecto legal con cuestiones como que los prestadores de servicios han vivido en EE UU durante los últimos siete años y están dados de alta en la seguridad social. También, que no aparecen en ningún registro por robos, asaltos sexuales o delitos menores.

Si el cliente no queda satisfecho, le devuelve el dinero. Como es norma en el universo comercial de Bezos, se invita a hacer una crítica del trabajo a posteriori, lo que abre la puerta a crear diferentes rangos, premiar con más sesiones a los mejores, o conocer mejor qué es lo que valoran los clientes. Aceptan tanto a particulares que se ofrezcan, como a empresas que quieran ceder parte de sus ingresos a cambio de estar en su escaparate. De manera no oficial, se ha filtrado que Amazon se queda con el 20% del precio de cada servicio.

A la vez, Amazon abre una vía de ingresos para su propia tienda. Un ejemplo, la instalación de un sistema de cine en el hogar o de un radiocassette para el coche. Se espera que pronto añadan la opción de instalación junto a la compra. Las opciones son tantas como se puedan imaginar: cursos de fotografía junto con la compra de una cámara o clases de cocina junto con los ingredientes para hacer una paella.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS