Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Se dispara la descarga de aplicaciones

Más de 50.000 millones de instalaciones en 2012

Aplicaciones en un móvil Android.
Aplicaciones en un móvil Android.

Mejor una aplicación que la web. Quizá no sea lo óptimo pero sí es lo que el 85% de los usuarios de smartphones declaran en una encuesta realizada por Compuware a 3.500 usuarios en todo el mundo. Destacan su comodidad, rapidez y facilidad de navegación. El estudio pretende conocer la experiencia real de los usuarios y sus expectativas con respecto a estos aparatos. El 78% asegura que el tiempo de carga para acceder la contenido es inferior en el caso de las aplicaciones. En esta misma línea, destacan que les ayuda a aprovechar mejor la potencia del móvil.

La consultora ha registrado 50.000 millones de descargas durante 2012, frente de 15.000 millones de 2001. Estiman que en total la oferta es de un millón de aplicaciónes diferentes: el 70% para iPhone, 30% para Android y poco más de un millar para Blackberry.

De media un usuario instala 41 programas en su móvil y el 64% del tiempo empleado con estos aparatos se consume con aplicaciones. En 2011 esta cifra estaba en 32 aplicaciones instaladas.

Este sector ha generado más de 11.000 millones de euros durante el pasado año, sin embargo, Gartner estima que más del 50% de las aplicaciones siguen siendo gratuitas en el caso de Apple y cerca del 75% en Android. Estos programas se financian a través de publicidad. Esto hace que se consuman más datos y se acorte la duración de la batería para conectarse a los servidores de anuncios.

Distimo, empresa especializada en análisis de software, estima que el precio medio de la una aplicación de Apple es de 2,50 euros (3,18 dólares) en iPhone y 3,45 euros en iPad (4,44 dólares). Mientras que en Android los precios sin algo inferiores, 2,38 euros (3,06 dólares). Lo habitual es que tanto la tienda de Apple, como la de Google, se queden con el 30% del importe.

Amazon, que también ofrece descargas para Android, destaca por dar gratis una aplicación que normalmente es de pago con el fin de promocionarla y que gane en popularidad. En este servicios los desarrolladores tienen más facilidades para adaptar el precio de sus creaciones.