Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Facebook refuerza la privacidad

La red social dará más opciones al usuario para controlar sus fotos y mensajes públicos

La red social facilita la gestión del perfil personal
La red social facilita la gestión del perfil personal

¿Quién me etiquetó en unos zapatos? ¿En un árbol? ¿O en un vaso? Cada vez es más frecuente que, por llamar la atención o, pero aún, con ánimo comercial, se etiquete a personas en Facebook cuando no aparecen en la imagen. La red social lo sabe. Pero también es consciente de que no es sencillo ir de imagen en imagen para quitarlo. Hay una solución drástica, evitar que se nos etiquete, pero quizá no sea lo más sociable. Uno de los cambios que llegarán a la red social antes de fin de año será ese, la posibilidad de editar en bloque las etiquetas.

Edición de etiquetas en bloque
Edición de etiquetas en bloque

Quizá sea el más anecdótico de los muchos que prepara, pero también uno de los más solicitados. Rob Sherman, responsable de privacidad y políticas públicas, y Nicky Colaco, responsable de privacidad y seguridad en Facebook, explicaron a través de videoconferencia con varios medios entre los que se encontraba EL PAíS, las mejoras que prepara el servicio de Menlo Park.

“Queremos evitar sorpresas desagradables, sin complicaciones, que todo sea más fácil”, insistía Colaco al presentar los cambios. Entre los mismos destaca también la gestión del archivo de actividades (‘activity log’), el lugar dónde se almacenan todas las acciones de un usuario en Facebook, desde la última canción que escuchó en Spotify, a la felicitación que puso en el perfil de un amigo, pasando por un ‘Me gusta’ sobre el enlace a una noticia. Todo eso es público y se puede ver. De aquí a finales de año Facebook permitirá que de un vistazo, se puede ir restringiendo qué acciones son públicas y cuáles solo para un grupo concreto, o directamente, privadas.

A mediados de septiembre Facebook fue objeto de críticas por los cambios en los perfiles. Los muros se convirtieron en Timeline. En consecuencia consultar mensajes del pasado, que inicialmente fueron interpersonales y cayeron en el olvido pasó a ser, para sonrojo de muchos, muy sencillo. Bastaba con moverse entre fechas en la línea temporal para seguir conversaciones. Estas modificaciones no son una petición formal de perdón, pero sí atenúan la sensación de desconcierto y desconfianza que se generó entonces.

Facebook refuerza la privacidad

En la parte superior derecha de Facebook aparecerá un acceso directo para configurar la privacidad. En la misma aparecerán tres acciones principales: “¿Quién puede ver mi contenido?”, “¿Quién me puede contactar?” y “¿Cómo hacer para que alguien deje de molestarme?”. Según explicaron ambos especialistas en privacidad estas acciones están destacadas por ser las más frecuentes.

Una de las claves del éxito del invento de Mark Zuckerberg, desde el comienzo, fue su capacidad para convertirse en plataforma y permitir que otros creasen aplicaciones dentro. A la vez ha creado un problema, tener que dar permiso para acceder a datos sensibles del perfil, como acceso a la agenda, las fotos o publicar automáticamente en el muro. En lo sucesivo las aplicaciones van a ser más cuidadosas. “Pedirán permiso al instalarse, como hasta ahora, pero también cada vez que un servicio de terceros vaya a publicar algo en el Timeline”, indicó Sherman.

Las aplicaciones pedirán permiso para publicar en el perfil del usuario
Las aplicaciones pedirán permiso para publicar en el perfil del usuario

A principios de 2013, todavía sin una fecha de despliegue concreta aunque la costumbre suele ser ir añadiendo las novedades paulatinamente, los miembros de Facebook ya no podrán acotar quién busca por su nombre. Facebook lo considera un resquicio del pasado, de cuando era un directorio de estudiantes universitarios. A cambio, permitirá que se decida qué fotografías salen cuando se busca nuestro nombre.

Uno de los aspectos que más preocupa dentro de la red social es la gestión de los datos con los anunciantes. ¿Cuánto saben de nosotros los que contratan publicidad en Facebook? Sherman se mostró tajante: “No tienen información personalizada, salvo si se da el consentimiento. Sí saben los intereses de cada cual para poder comprar anuncios más ajustados al gusto del usuario y que resulten valiosos, pero no saben en qué perfiles se anuncian”.

Durante la hora de conversación se hizo hincapié en la necesidad de ‘educar’ a los usuarios. En opinión de Sherman lo que más les cuesta es “evitar las sorpresas. Casi siempre cambian las opciones de privacidad a posteriori”.