Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Microsoft quiere cobrar a Samsung más de 10 euros por cada móvil Android

Nuevo conflicto de patentes por la telefonía móvil

Microsoft reclamará a Samsung que le pague 15 dólares (10,4 euros) por cada móvil que el fabricante coreano venda equipado con el sistema operativo de Google, Android, según recoge Reuters de un diario coreano. Microsoft sostiene que los teléfonos Android vulneran varias patentes de su propiedad. Los medios coreanos no descartan que Samsung se avenga a un acuerdo económico de menor cuantía con Microsoft, empresa con la que también trabaja ya que comercializa móviles equipados con Windows Phone 7. Microsoft, por las mismas razones, alcanzó un acuerdo con el fabricante HTC cuyos detalles se desconocen.

El sistema operativo Android de código abierto, que Google distribuye gratuitamente, ha conseguido una alta penetración en el mercado. Samsung, de su modelo Galaxy S II ha vendido unos tres millones de unidades. Windows Phone, por el contrario, se distribuye con un sistema de licencias de pago.

No es el único contencioso que Samsung mantiene con otros fabricantes por problemas de patentes. Uno de los litigios más persistentes es el que mantiene con Apple, empresa, por otra parte, de la que es uno de los principales suministradores. Apple ha demandado a Samsung ante los tribunales porque su línea de productos Galaxy se parece mucho a los móviles iPhone y a las tabletas iPad.

La demanda presentada formalmente en un juzgado de California, sede social de la empresa de Steve Jobs, alega que el diseño, la apariencia e incluso el empaquetado de los productos Galaxy son una "copia descarada" de los de Apple. A diferencia de otros litigios por patentes, los argumentos no son muy técnicos ni específicos: "Cuando un Samsung Galaxy es usado en público", dice en el argumentario de la demanda "hay pocas dudas de que podría parecer un producto Apple por el diseño". Samsung ha replicado por su parte con otras demandas contra Apple por vulneración de patentes.