Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El iPod no causa sordera, según un juez

Un tribunal de San Francisco anula una sentencia anterior

Un tribunal de San Francisco (ver sentencia en pdf) ha revocado una sentencia anterior que sostenía que el iPod puede causar pérdidas auditivas. Los demandantes argumentaban que los auriculares del iPod están concebidos para entrar profundamente en el conducto auditivo y reprochaban que el aparato no lleva un contador de decibelios o un sistema de aislamiento del ruido aunque es capaz de emitir hasta 115 decibelios. El tribunal recuerda que Apple adjunta un aviso preventivo sobre un uso excesivo del aparato y concluye que, en última instancia, es responsabilidad del propietario del aparato no abusar del mismo. Los demandantes trasladaban su queja a la pérdida económica que supone tener un iPod sospechoso de causar sordera.

La Unión Europea, preocupada por los efectos nocivos que puede tener una audición prolongada a través de auriculares, prepara una propuesta para que este tipo de lectores de mp3 limiten sus emisiones a 80 decibelios aunque podría desbloquearse por parte el propietario y bajo su responsabilidad.