Paul Krawczyk, el azote de los pederastas en la Red

Este agente de Toronto consiguió la detención de un pedófilo sólo dos horas después de que violase ante él, y a través de Internet, a una niña

Este agente de Toronto consiguió la detención de un pedófilo sólo dos horas después de que violase ante él, y a través de Internet, a una niña
Este agente de Toronto consiguió la detención de un pedófilo sólo dos horas después de que violase ante él, y a través de Internet, a una niña

De comercial a ciber-policía, por el durísimo camino del abuso y la pornografía infantil, Paul Krawczyk se ha hecho famoso tras observar en directo cómo un criminal violaba a una niña, y detenerle apenas dos horas después. Su rápida respuesta y sobre todo, la tecnología de rastreo de Microsoft impulsada a petición de la policía de Toronto, en la que trabaja, consiguieron un éxito excepcional que de ahora en adelante podría convertirse en el día a día de los investigadores.

Krawczyk forma parte de la unidad de crímenes sexuales de la policía metropolitana de Toronto, un departamento pionero en el uso de CETS (siglas en inglés de "sistema de rastreo de explotación infantil"). Esta tecnología, que desde 2004 ha permitido la realización de 64 arrestos sólo en Canadá, fue la respuesta directa del propio Bill Gates a un afortunado correo electrónico que Paul Gillespie, el jefe de Krawczyk, le envió directamente al hombre más rico de la tierra una noche de 2003. La orden de Gates a sus subordinados y la buena disposición de los agentes de Gillespie bastaron para poner en marcha, un año y medio después, este 'software'.

Más información

"Cuídese aquél que lucha con monstruos"…

La mayor parte del trabajo de Krawczyk, criado en la ciudad de quebequesa de Montreal, consiste en navegar, hora tras hora, por ese pozo negro que son las almas de los pedófilos. Los busca en la Red y encuentra la manera de contactar con ellos. Gana su confianza intercambiando material pornográfico, y así termina siendo su sombra.

Seguramente por eso, sobre la pantalla del ordenador de este Licenciado en Empresariales cuelga una frase de Nieztsche: "Cuídese aquel que lucha con monstruos de no terminar siendo uno de ellos".

No estaba al principio entre los planes de Krawczyk, sin embargo, el acabar en la policía. Solo después de trabajar durante unos años en el mundo de los negocios decidió cumplir con su pasión infantil y hacerse detective. Ocurrió en 1996, y desde 2002 se dedica en cuerpo y alma a su tarea actual, sin importar el esfuerzo.

"Estamos constantemente en contacto con pedófilos a través de la Red", asegura a varios medios locales. Explica además que "a veces tardas cinco meses y otras cinco minutos", refiriéndose al arresto del jueves. Y todo gracias a su labor incansable.

Lo más visto en...

Top 50