Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
CADA DÍA UN BLOG | El Pingüe Gourmet

El filósofo exquisito

Roberto González pide a los cocineros más compromiso

Roberto González es el autor del blog el Pingüe Gourmet. Un diario cuidado al mínimo dónde este cocinero, filósofo y amo de casa recomienda desde el último libro elbulli 2005 de Ferrán Adriá hasta el chocolate de Pierre Marcolini.

"Soy de vocación tardía, comencé Filosofía aunque terminé de cocinero. Ahora soy amo de casa y doy clases de cocina a colectivos desfavorecidos", cuenta González desde Valladolid. Este cocinero señala que comenzó a escribir su blog animado por un compañero del restaurante de Sergi Arola, La Broche .

Título:pingüe gourmet
Creado en:junio 2004
Post:150
CMS:La coctelera
Temática:Cocina
La frase:cocinero vocacional, profesor ocasional, amo de casa a tiempo completo
Título:pingüe gourmet
gastrónomo furioso
Ma-tador
El blog de Spaulding
Papel continuo
De perros y gatos
Microsiervos
10, Mathew Street
Kirai
Locos bajitos
junio 2004
Post:150
CMS:La coctelera
Temática:Cocina
La frase:cocinero vocacional, profesor ocasional, amo de casa a tiempo completo

Habla maravillas de otro restaurante, El Bulli , dónde estuvo aprendiendo durante varios meses. "Es la experiencia de mi vida. Antes había estado estudiando en Marbella en una escuela oficial, he estado en Londres aunque lo de allí fue único, no se puede trasladar a ningún sitio. Eran 14 horas de trabajo aunque mereció la pena".

González cree que los blogs en España pueden llegar a marcar tendencias en el mercado culinario. "Ahora los foros son los que más influyen y las críticas en los medios aunque poco a poco los blogs serán más importantes".

Una revolución que González también quiere que llegue a los cocineros. "Hay un fallo en la revolución en la cocina y es que los grandes cocineros tendrían que estar a pie de calle. En un escalón están los gastrónomos y en otros estamos los demás. Los cocineros deberían implicarse más con la sociedad. Hay músicos o escritores o personajes públicos que participan en festivales contra el hambre o contra otras causas y se echa de menos a los cocineros famosos".

Este cocinero tuvo que abandonar su profesión para poder conciliar la vida familiar. "Actualmente es imposible compaginar la familia con los horarios de un cocinero, habrá que cambiar algo para conseguirlo porque se cocina mejor y eres más creativo cuando estás descansado. La gente que se sienta a cenar no se da cuenta de todo el trabajo que hay detrás de un plato. Es muy sacrificado, son muchas horas con mucha presión y mantener a una pareja es complicado". Ahora cocina para sus amigos, "no me gusta comer solo", y enseña los secretos de los platos.