Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Euskadi, minuto uno

Con la legalización de Sortu comienza un nuevo tiempo en Euskadi. La izquierda 'abertzale' tiene que colocarse en el centro de la arena política. Ahora es un juego de argumento contra argumento. Y queda que la izquierda 'abertzale' legalizada impulse la disolución de ETA y que Otegi salga en libertad

¿La legalización de Sortu sirve para acelerar el final de ETA?

El Tribunal Constitucional anuló ayer el auto del Supremo que hace un año declaró ilegal la formación abertzale Sortu, por considerarla heredera de Batasuna. La noticia ha sido recibida con división de opiniones entre las demás fuerzas políticas. De un lado, el Gobierno vasco señalaba que el Constitucional había legalizado y ratificado “una legalidad que ya existía”, y PNV y CiU mostraban su satisfacción. Del otro, el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, expresaba la “discrepancia” del Gobierno con la sentencia, y algunas asociaciones de víctimas y UPyD lanzaban duras críticas contra ella. Pero, más allá de esta disparidad de criterios, queda en el aire la posibilidad de que los presos de ETA sigan el camino de la izquierda abertzale, acepten la legalidad y faciliten la consolidación del final de la violencia.