Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Zaragoza vibra con sus 'héroes'

Nada pudo enturbiar ayer la emoción de las casi 40.000 personas que llenaban La Romareda. Y nadie pudo borrar la sonrisa de la cara de Juan, Pedro, Joaquín y Enrique, en las dos horas y media que duró el concierto. Ni siquiera los problemas de garganta que Bunbury ha traído del otro lado del Atlántico. Apenas pasaban unos minutos de las nueve de la noche cuando empezaba a sonar la intro Sound tou siren, La música asciende y ascienden los gritos. Parece increíble pero el ambiente está aún más caldeado que el pasado miércoles, y aunque también pudiera parecer increíble Héroes del Silencio sonaban aún más potentes. Con los primeros compases de El estanque llega la locura, que desciende de la grada al césped para estallar en un grito común sobre las tablas. A su fin el músico grita el nombre de su ciudad. Desafiante, como el cierzo implacable y rotundo, invita a su público (que es suyo en cuerpo y alma) a nadar Mar adentro.

El IPCC, la ciencia del cambio climático

El Panel Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático nace en 1988, impulsado por un pequeño grupo de países, bajo la iniciativa del científico Bert Bolin. El organismo depende de la Organización Meteorológica Mundial (OMM) y el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA). Hoy, tras 19 años, ha sido galardonado junto a Al Gore con el Premio Nobel de la Paz, por "sus esfuerzos para construir y difundir un mayor conocimiento sobre el cambio climático causado por el hombre y poner las bases para las medidas para contrarestar ese cambio".