Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Empate para olvidar entre Racing y Mallorca

Hace falta mucho empeño para borrar del fútbol la estética, la emoción y la alegría. Es un trabajo hercúleo. Sin embargo, si dos equipos se ponen a ello con ahínco se podría llegar a definir el fútbol como una nadería soporífera, carente de sentido y banal. Eso es lo que hicieron hoy Racing y Mallorca. Ni deporte, ni espectáculo.

El Celta estrecha el cerco sobre Osasuna

Cuando Baiano recogió aquel balón en la frontal del área, la gente del Celta no aguardaba sorpresas. Demasiadas jornadas en el limbo como para esperar un regreso triunfal. Primero, amagó y la pareja de centrales pasó de largo. Y, cuando Balaídos esperaba una apertura o una diagonal hacia el interior del área, el brasileño sacudió el látigo y sacó el precinto a la portería de Osasuna.

El Zaragoza ahonda la crisis de la Real

La Real Sociedad vive en caída libre. Hoy por hoy, es un equipo asustado, plano, con el público en contra y la moral derruida. Ni siquiera conseguir un gol en el inicio del encuentro le tranquilizó el ánimo. Más bien se lo anestesió; le dejó sin respuesta, sin saber qué hacer: si seguir buscando la portería de César o resguardar el resultado durante 81 minutos. Eligió lo segundo y se suicidó porque enfrente tenía a un rival con más oficio, con más paciencia y con más argumentos para dar la vuelta a una situación adversa.