Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los visillos del cielo

Estás pegado a la ventana de tu nave. Como no hay trabajo en la cápsula Soyuz en las próximas horas y no tienes ganas de dormir, observas el espectáculo de la tierra y el cielo. La nave gira y gira sobre su eje y te ofrece alternativamente uno u otro paisaje. Debajo de tu nave el planeta es negro, casi como el cielo. Como todas las noches orbitales. ¿O no? A lo lejos, hacia el horizonte entre el negro del cielo y el negro de la Tierra, se comienza a ver un vaho verde-amarillo de formas irregulares. Muy raro para ser nubes.