Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"Para hablar con ETA no es imprescindible que deje de matar"

José María Setién, obispo de San Sebastián, ha cumplido sus bodas de plata, veinticinco años de obispo, en el País Vasco, su amada tierra, tan herida por la violencia terrorista. En esta conversación, monseñor Setién ha expresado sólo dos deseos con vehemencia: que se logre la paz en Euskadi y que no se le contagie el odio que le profesan algunos. "Yo no me siento como la bestia negra de la Iglesia. Y en cuanto a si me afecta esa leyenda negra, he de decir que sí, pero menos" "No estuve en ninguna manifestación por Miguel Angel Blanco. Lo que hice fue manifestar la pena y el dolor que me produjo el hecho" "Estoy en contra del aíslamiento social de HB, porque eso es declarar la guerra social en el País Vasco, y yo no lo quiero"

"Para hablar con ETA no es imprescindible que deje de matar"

José María Setién, obispo de San Sebastián, ha cumplido sus bodas de plata, veinticinco años de obispo, en el País Vasco, su amada tierra, tan herida por la violencia terrorista. En esta conversación, monseñor Setién ha expresado sólo dos deseos con vehemencia: que se logre la paz en Euskadi y que no se le contagie el odio que le profesan algunos. "Yo no me siento como la bestia negra de la Iglesia. Y en cuanto a si me afecta esa leyenda negra, he de decir que sí, pero menos" "No estuve en ninguna manifestación por Miguel Angel Blanco. Lo que hice fue manifestar la pena y el dolor que me produjo el hecho" "Estoy en contra del aíslamiento social de HB, porque eso es declarar la guerra social en el País Vasco, y yo no lo quiero"