Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Londres despide ahogado en emoción a la princesa que conquistó al mundo

Diana, princesa de Gales, descansa en paz. A media tarde de ayer, en una ceremonia privada alejada de las cámaras que la persiguieron hasta la muerte, hace hoy una semana, la princesa que encandiló al mundo fue inhu mada en los jardines de la casa solariega de los Spencer en Althorp, centro de Inglaterra. Fue el remate a una jornada de emoción sin precedentes en Londres, donde unos dos millones de personas se echaron a la calle para seguir el cortejo fúnebre. Se calcula que la sobria ceremonia fue seguida por televisión por unos 2.500 millones de personas en todo el mundo, cifra sólo superada por la ceremonia de apertura de los últimos Juegos Olímpicos.

Londres despide ahogado en emoción a la princesa que conquistó al mundo

Diana, princesa de Gales, descansa en paz. A media tarde de ayer, en una ceremonia privada alejada de las cámaras que la persiguieron hasta la muerte, hace hoy una semana, la princesa que encandiló al mundo fue inhu mada en los jardines de la casa solariega de los Spencer en Althorp, centro de Inglaterra. Fue el remate a una jornada de emoción sin precedentes en Londres, donde unos dos millones de personas se echaron a la calle para seguir el cortejo fúnebre. Se calcula que la sobria ceremonia fue seguida por televisión por unos 2.500 millones de personas en todo el mundo, cifra sólo superada por la ceremonia de apertura de los últimos Juegos Olímpicos.