Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La derrota del PRI liquida el sistema de partido único en México

México celebró ayer el triunfo de la democracia, todavía bajo la sorpresa de las elecciones del domingo. El Partido Revolucionario Insticucional (PRI), que durante 68 años ha gobernado con un autoritarismo cada vez más desgastado, perdió la hegemonía heredada de la revolución de 1910. El PRI sigue siendo el partido más votado, pero cede el control de la Cámara de Diputados y de la capital, que pasa a manos del centroizquierdista Cuauhtémoc Cárdenas. Los mexicanos consideran que ha comenzado la transición democrática.