Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"Tuvimos miedo; pero lo dominamos"

A las siete menos dos minutos tomaba tierra el avión de Iberia «Asturias» secuestrado el pasado lunes cuando volaba de Barcelona a Palma, y tras haber protagonizado uno de los más largos secuestros de la historia. Luciano Porcari, que tomó el avión para exigir a cambio la entrega de sus dos hijas, Margarita y Consuelo, de tres y cinco años, fue reducido en Zurich por el comandante español Santamaría Pena. El avión llevaba en poder de Porcari más de 45 horas. En todo el episodio, dos enfermos por crisis nerviosas, y un herido de bala -un policía suizo vestido de Iberia- en un pie. Ayer había en Barajas, a la llegada del avión, gritos de enhorabuena y aplausos a la tripulación que con serenidad y aplomo siguió la increíble aventura de este secuestro.

Antes de una semana, reunión con el presidente

La comisión negociadora de la Oposición seguirá existiendo por ahora y sus representantes celebrarán a mediados de la semana que viene una entrevista con el presidente del Gobierno para tratar, fundamentalmente, del tema de las nacionalidades. La comisión celebró ayer tarde una reunión de tres horas de duración al término de la cual hizo público un comunicado en el que se alude a las normas electorales y la ampliación de la amnistia.