Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Convergència incorporará a independientes en sus listas y reconocerá la figura del simpatizante

La ponencia de acción política que Convergència Democràtica (CDC) ha redactado para su congreso de noviembre plantea una radical modificación de su estructura organizativa con el objetivo de reforzarse como partido y abandonar, definitivamente, su secular etiqueta de movimiento político y social. Pero el nuevo sistema propuesto contiene fórmulas poco innovadoras como la apertura del partido a los simpatizantes, la incorporación de independientes a las listas, la elección directa de los candidatos o el dar prioridad a la política municipal, recetas ya explotadas por otros partidos catalanes. El documento se felicita por disponer en el partido de "un número dos [Artur Mas] con proyección y liderazgo".

Mas acepta ser 'número dos' de CDC y rechaza cambios ideológicos

Artur Mas dijo sí. El consejero de Economía y portavoz del Gobierno catalán, aceptó ayer el reto de optar a la secretaría general de Convergència Democràtica (CDC), en el congreso del próximo mes de noviembre, tan sólo 42 días después de que Pere Esteve le pasara el testigo al anunciar su voluntad de no concurrir a la reelección. Ayer mismo Mas rechazó que sean necesarios cambios ideológicos en el partido y dijo que no admitirá plataformas internas de poder cuyo único objetivo sea acaparar cuotas en la nueva ejecutiva.