Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Málaga pagará 227 millones por una expropiación que tasó en sólo 44

El Ayuntamiento de Málaga expropió en el año 1989 tres parcelas en la finca de Santa Teresa para que la compañía petrolera Campsa levantara sus nuevas instalaciones una vez que desmantelara sus antiguas dependencias del casco urbano. El consistorio fijó en torno a 44 millones de pesetas el precio de estas parcelas, pero sus propietarios, tras 11 años de litigio, han logrado que al final el Ayuntamiento les tenga que abonar un total de 227 millones, de los cuales 77 corresponden a intereses de mora.