La crisis del coronavirus

Un macrobrote de covid entre estudiantes de viaje en Mallorca afecta a cerca de 400 jóvenes de seis comunidades

La Ponencia de Alertas del Ministerio recomienda suspender las salidas de fin de curso a la isla por el riesgo “alto” de transmisión en ese entorno

Jóvenes vascos aguardan para someterse a un cribado en San Sebastián este jueves tras detectar cerca de medio centenar de positivos por covid entre chavales que hicieron un viaje de fin de curso a Mallorca
Jóvenes vascos aguardan para someterse a un cribado en San Sebastián este jueves tras detectar cerca de medio centenar de positivos por covid entre chavales que hicieron un viaje de fin de curso a MallorcaJavier Etxezarreta / EFE

Un macrobrote de covid ha alcanzado a, al menos, seis comunidades autónomas. El episodio infeccioso, que tiene su punto de encuentro en los viajes de fin de curso que han realizado estudiantes de varias autonomías a Mallorca, afecta ya a 394 jóvenes de varias autonomías, entre ellas Comunidad Valenciana, Madrid, País Vasco, Murcia y Aragón. Galicia también estudia algún caso asociado a un viaje estudiantil a Mallorca, pero el ministerio no ha concretado cuál es la sexta autonomía afectada. El ministerio ha puesto sobre aviso a la Ponencia de Alertas del Gobierno, que este jueves se ha reunido y ha acordado recomendar a los jóvenes que tenían planeado un viaje de fin de curso a la isla que suspendan la salida porque “el riesgo de transmisión en el mismo entorno donde se están produciendo los casos es alto”, ha explicado una portavoz de Sanidad.

Más información

Todos los casos notificados están asociados, según Sanidad, a viajes de fin de curso a Mallorca realizados entre el 12 y el 20 de junio. Aunque Baleares exige controles de PCR o test de antígeno negativo a la entrada de las islas a los viajeros procedentes del grueso de las autonomías, no es necesaria una prueba negativa si los turistas proceden de la Comunidad Valenciana, Murcia, Galicia, Extremadura, Ceuta y Melilla, todas rozando o por debajo de los 50 casos por 100.000 habitantes a 15 días.

La Consejería de Salud balear ha asegurado que en la comunidad no se han identificado casos relacionados con los brotes que se han dado entre los estudiantes que han viajado a las islas. Según el Servicio de Epidemiología, los jóvenes coincidieron en el archipiélago en viaje de estudios, se relacionaron entre ellos y participaron en diferentes eventos multitudinarios, aunque de momento no hay constancia de que hayan generado brotes significativos dentro de la comunidad. Por el momento, ha indicado una portavoz de Sanidad, todos los casos notificados son leves y ninguno ha precisado hospitalización. Tampoco se ha detectado ningún caso entre los trabajadores de los hoteles donde se alojaron los jóvenes que dieron positivo.

El número de positivos más grande se ha registrado en Madrid, donde la Consejería de Sanidad ha informado de cerca de 250 casos confirmados y más de 450 contactos aislados los entre compañeros de los jóvenes que han dado positivo. Un portavoz de la consejería ha explicado que la estancia en Mallorca fue entre el 11 y el 18 de junio y, como hay varias comunidades afectadas, la coordinación del brote la asume el Centro de Alertas y Emergencias Sanitarias.

También en el País Vasco se han detectado medio centenar de positivos entre estudiantes guipuzcoanos. La Consejería de Salud está haciendo un cribado en el que participan en torno a 300 personas, en concreto, guipuzcoanos recién llegados de Palma pertenecientes a varios centros educativos donostiarras, entre ellos La Salle Donostia, Zubiri-Manteo, Peñaflorida o Usandizaga. El viaje estaba organizado por los propios alumnos al margen de los colegios.

En Baleares, las discotecas están cerradas —este fin de semana empiezan pruebas piloto de reapertura—, pero el ocio nocturno en cafés-concierto y bares de copas está abierto hasta las dos de la madrugada. No está autorizado el baile en espacios interiores ni al aire libre y el consumo de bebidas y comida solo se puede realizar en mesa. Sin embargo, pese a las restricciones, por las redes sociales circulan vídeos de fiestas en Mallorca y grandes aglomeraciones de jóvenes sin respetar la distancia interpersonal ni el uso de mascarilla.

La Consejería de Sanidad de Aragón también ha reportado la detección de una decena de casos positivos en un grupo de 15 personas que viajaron a Mallorca del 12 al 18 de junio, procedentes de Alcañiz. “No se han registrado más casos en grupos estudiantes ni en contactos secundarios de los positivos. El protocolo que se sigue con los positivos es el mismo que en cualquier otro caso”, ha explicado una portavoz de la consejería.

La Comunidad Valenciana, por su parte, ha notificado 32 estudiantes infectados de diferentes institutos valencianos que hicieron un viaje de fin de curso de bachillerato el pasado 12 de junio a Mallorca en ferry. Estuvieron hasta el 18 de junio y allí convivieron con estudiantes de otras comunidades y llevaron a cabo diferentes fiestas y actividades lúdicas. Una vez de vuelta, algunos estudiantes mostraron síntomas compatibles con la covid-19 y se les realizó la prueba PCR. Salud Pública continúa en estos momentos con la investigación del brote y el seguimiento de contactos.

El Servicio de Epidemiología de la Región de Murcia ha comunicado 18 casos positivos con antecedente de viaje a Mallorca: se trata de chavales de entre 17 y 21 años de los municipios de Murcia y Las Torres de Cotillas que se encontraban de viaje de estudios, ha explicado una portavoz de la consejería murciana de sanidad.

Galicia también ha detectado varios casos de estudiantes que han dado positivo tras llegar de un viaje a Mallorca, pero la Xunta no ha aclarado la cifra concreta. La Dirección General de Salud Pública ha iniciado “el estudio y rastreo” de los contagios, informan fuentes de la Consejería de Sanidad.

La Ponencia de Alertas del ministerio ha acordado también que todas las personas que han participado o están participando en los viajes de fin de curso a Mallorca y en las diferentes actividades alrededor de estas salidas sean considerados contactos estrechos. Es decir, que cuando regresen a su lugar de residencia se les realizará una prueba diagnostica y tendrán que hacer cuarentena durante 10 días en su domicilio. Si el test de detección es negativo, se recomienda hacer otro a las 24 o 48 horas del primero. Sanidad también está valorando la posibilidad de hacer cribados entre las personas vinculadas a estos viajes de fin de curso que todavía están ahora mismo en Mallorca.

“Evento superdiseminador”

Toni Trilla, jefe de Epidemiología del Hospital Clínic de Barcelona, sostiene que este tipo de episodios infecciosos tan complejos pondrán a prueba la red de vigilancia epidemiológica. “Este brote puede haberse tratado de un evento superdiseminador: espacios cerrados, con mucha gente y en contacto muy próximo. Hay que mirar los contactos y descartar positivos entre ellos, pero hay dificultades: como se hayan movido y hayan ido a fiestas, es imposible saber quién ha estado en contacto con ellos además de su grupo de amigos”, apunta el epidemiólogo.

Salvador Peiró, epidemiólogo de la Fundación para el Fomento de la Investigación Sanitaria y Biomédica de la Comunidad Valenciana, coincide con Trilla en la dificultad de seguir estos brotes, pero asume que serán una tónica habitual ahora que se reducen las restricciones, se abren interiores y se producen encuentros de alto riesgo. “Tienen que haberse contagiado en algún sitio con mucha gente, en un espacio cerrado en el que hayan estado mucho tiempo. Son brotes difíciles de rastrear porque hay asintomáticos y, seguramente, hay mucha más transmisión de la que detectamos. Pero es lo que tendremos ahora si no controlamos la ventilación en interiores, el aforo y el uso de la mascarilla”, valora el experto.


Con información de Ferran Bono, Lucía Bohórquez, Sonia Vizoso y Pedro Gorospe.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50