La crisis del coronavirus

Valencia celebrará en septiembre una versión atípica de las Fallas de 2021

La capital propone del 1 al 5 de septiembre para retomar después del verano unas fiestas que se interrumpieron por el coronavirus

Los 'ninots' de diferentes comisiones falleras se almacenan en las instalaciones de Feria Valencia hasta que puedan ser plantados y quemados.
Los 'ninots' de diferentes comisiones falleras se almacenan en las instalaciones de Feria Valencia hasta que puedan ser plantados y quemados.Monica Torres

Valencia celebrará a partir de septiembre una versión atípica de las Fallas después de que el coronavirus suspendiera abruptamente su celebración en marzo de 2020. La capital planea hacerlo del 1 y el 5 de septiembre pero cada agrupación local fallera —108 municipios de la Comunidad Valenciana organizan esta fiesta— dispondrá hasta diciembre para llevarlas a cabo. Lo mismo sucederá con cualquier fiesta tradicional o local a lo largo y ancho de la comunidad autónoma, aunque deberán adaptarse y supeditarse a la situación epidemiológica y evitar las aglomeraciones de personas.

El concejal de Valencia y presidente de la Junta Central Fallera, órgano rector de la fiesta, Carlos Galiana, ha explicado la importancia de reactivar económicamente todos los sectores que conforman la fiesta, desde el gremio de artistas, hasta la pirotecnia, la indumentaria o las bandas de música. “Es irrenunciable que se celebre la plantà de los monumentos, la cremà, la ofrenda de flores a la patrona de la ciudad, la entrega de premios al mejor monumento y la exposición de los ninots más ingeniosos. Ahora toca trabajar, acto a acto, cómo hacerlo de la mejor manera y con las máximas medidas de seguridad”, ha manifestado Galiana.

“Habrá Fallas este año, serán atípicas, diferentes, serán las Fallas covid pero se celebrarán”, ha añadido el presidente de la Federación de Borriana (Castellón), Salvador Doménech, quien ha recordado que la fiesta del fuego se celebra en más de un centenar de municipios valencianos, y la forman un millar de comisiones y 250.000 falleros.

Los actos estarán supeditados y adaptados a la situación sanitaria, ha subrayado la consejera de Sanidad valenciana, Ana Barceló, quien ha insistido en que se trabajará para celebrar los festejos considerados “imprescindibles” para el desarrollo de una celebración “digna”. Según Barceló, tanto las actividades falleras como cualquier fiesta tradicional o popular podrán celebrarse en la Comunidad Valenciana a partir del 1 de septiembre. “Es el punto de partida para cualquier tipo de celebración popular o tradicional, aunque la fecha exacta la ha de decidir cada colectivo”.

En el caso de las Fallas, motivo principal de la reunión de este lunes, la Consejería se ha mostrado a favor de estudiar incluso la posibilidad de actos como es el caso de la ofrenda de flores a la Virgen, un evento que, a decir de los representantes falleros, se considera “prácticamente imprescindible”. En el caso de Valencia, la instalación de las fallas se iniciará antes del 1 de septiembre y están descartadas las multitudinarias macletàs en la plaza del Ayuntamiento. Sin embargo, se abre la posiblidad de descentralizarlas por barrios como ya se hizo en marzo o en la festividad del 9 d’Octubre del año pasado.

Aunque julio era el mes preferido por el mundo fallero, Sanidad se ha inclinado por septiembre “porque garantiza un margen de tiempo importante y más posibilidades de controlar la pandemia con el aumento de la vacunación en los próximos dos meses”. La consejería ha insistido para despejar dudas que se autorizarán los actos festivos siempre que se cumplan las medidas que en ese momento estén vigentes: “Hay que evitar las aglomeraciones de todo tipo, tanto del personal de dentro de la fiesta, como de la gente que acude a ver los actos”.

La crisis sanitaria del coronavirus obligó a suspender abruptamente las Fallas de 2020, cuando muchos de los monumentos falleros estaban ya a medio montar en las calles. Todo el calendario de festejos se fue al garete y las comisiones organizadoras de la fiesta tuvieron que guardar sus ninots en grandes recintos como la Feria de Valencia, donde permanecen a día de hoy, a la espera de una fecha en la que sean devorados por el fuego como manda la tradición.

Más información

A principios de este 2021 y debido a la evolución de la pandemia, las autoridades sanitarias descartaron que pudiera haber Fallas en marzo. Fue entonces cuando se abrió la posibilidad, siempre y cuando lo permita la crisis sanitaria, de celebrar un formato reducido de la fiesta en julio o septiembre. Sanidad ha apostado finalmente por la vuelta de vacaciones porque habrá más población vacunada.

La Junta Central Fallera, el órgano que rige la fiesta, quiere una semana de festejos “digna”, con la Exposición del Ninot, la plantà y cremà de las fallas, entrega de premios y ofrenda de flores a la patrona de la capital, la Virgen de los Desamparados, con permiso de la evolución de los contagios y el ritmo de vacunación. La asamblea de presidentes de fallas deberán ratificar las fechas en un pleno convocado este miércoles.

Horas antes de la reunión, el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, se ha mostrado esperanzado en que para septiembre se alcance la inmunidad de grupo, con un 70% de la población diana ya vacunada. “En esas condiciones”, ha afirmado, se podrían celebrar unas fiestas que “nunca serán las que conocemos”.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50