La crisis del coronavirus

Sanidad dará prioridad a más de 355.000 personas en la vacunación por sus enfermedades

Los pacientes con cáncer, trasplantados, en diálisis, con VIH o inmunodeficiencia primaria recibirán antes el fármaco

Una mujer se vacuna en el pabellón de la Casilla en Bilbao, este miércoles.
Una mujer se vacuna en el pabellón de la Casilla en Bilbao, este miércoles.Fernando Domingo-Aldama

Unos 355.000 pacientes con patologías tendrán prioridad a la hora de vacunarse, ya que sus enfermedades suponen un mayor riesgo de sufrir complicaciones en caso de contraer coronavirus. También se adelanta la inmunización de unas 10.000 personas con síndrome de Down de más de 40 años, según se recoge en la nueva versión de la estrategia de vacunación presentada por el ministerio de Sanidad este martes.

Más información

El Gobierno estableció desde el inicio de la vacunación un plan con los grupos prioritarios que van recibiendo las dosis según están disponibles. El primero era el de ancianos en residencias y el personal que les atendía, seguido por otros como los sanitarios, otros trabajadores esenciales y las personas de más de 80 años, que ya se están vacunando en toda España. Ahora pone cifras a otro grupo que será inmunizado, compuesto por personas vulnerables con determinadas patologías o riesgos especiales.

Las 365.000 personas que Sanidad considera de “muy alto riesgo” podrán vacunarse en sus centros de salud habituales. Su inmunización se realizará de manera paralela a la del grupo de edad de 70 a 79 años, si no les corresponde antes por edad. Se utilizará cualquiera de las vacunas autorizadas, aunque se prima el uso de las de ARN, como las de Pfizer o Moderna, con “la finalidad de alcanzar la mayor protección en un periodo de tiempo menor”.

El Gobierno ya había establecido en versiones anteriores del documento que quienes padeciesen algunas enfermedades de riesgo tendrían prioridad, pero esta nueva actualización contabiliza el número de personas a las que afecta la medida y cataloga de forma sistemática quiénes son los vulnerables prioritarios por este tipo de riesgos. En la anterior estrategia, se decía que los grupos se definirían más adelante. EL PAÍS ya había adelantado la mayor parte de esos grupos, que ahora se incluyen en la estrategia oficial y que son: trasplante de progenitores hematopoyéticos (médula ósea), trasplante de órgano sólido y quienes están en lista de espera para este, personas en hemodiálisis y diálisis peritoneal, enfermedad oncohematológica, cáncer de órgano sólido (en tratamiento con quimioterapia citotóxica, cáncer de pulmón en tratamiento con quimioterapia o inmunoterapia), los pacientes con VIH y personas con inmunodeficiencia primaria. Todos ellos, junto con 10.000 personas con síndrome de Down mayores de 40 años constituyen el llamado grupo 7, de los 9 que ya hay definidos. Es el grupo de menores de 60 años con enfermedades de alto riesgo. Los que padezcan estas enfermedades, pero tengan más años se vacunarán cuando le corresponda a su grupo de edad.

Entre los enfermos de alto riesgo a los que se da prioridad, los grupos más numerosos son las 170.000 personas con cáncer de órgano sólido, los 64.000 pacientes con enfermedades oncohematológicas y los 60.000 con trasplantes de órganos (o a la espera de los mismos). También se incluyen 28.700 personas con tratamiento renal sustitutivo (hemodiálisis y diálisis peritoneal).

“Además del riesgo elevado, que es el factor más importante considerado en la priorización, se ha tenido en cuenta también la accesibilidad y factibilidad y el número de personas total que supone cada uno de los diferentes grupos de muy alto riesgo”, señala la estrategia.

Enfermos con una sola dosis

El documento recoge además el acuerdo del Gobierno y las comunidades de eliminar el límite de edad de la vacuna de AstraZeneca para su uso en trabajadores esenciales y la decisión de utilizar el fármaco de Janssen priorizando los grupos de mayor edad.

También se incluye un cambio respecto a la vacunación de las personas con una infección previa por SARS-CoV-2. Hasta ahora los menores de 55 años solo recibían una dosis de la vacuna seis meses después de haber pasado la infección y los mayores de 55 recibían la pauta completa. Ahora la edad de los que recibirán un solo pinchazo se amplía hasta los 65 años.

“La evidencia científica muestra que las personas priorizadas para vacunación que tengan antecedente de infección asintomática o sintomática, e independientemente de la gravedad, obtienen una respuesta inmune muy satisfactoria con una sola dosis, que no mejora con la administración de una segunda dosis”, justifica Sanidad.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50