La crisis del coronavirus

Bruselas reconoce que en el segundo trimestre tampoco llegarán las vacunas previstas

Von der Leyen amenaza con el veto a todas las exportaciones de AstraZeneca tras constatar que entre abril y junio llegarán 80 millones menos de dosis de lo esperado

Un sanitario inyecta una vacuna de AstraZeneca en Berlín, el martes.
Un sanitario inyecta una vacuna de AstraZeneca en Berlín, el martes.TOBIAS SCHWARZ / POOL / EFE

La campaña europea de vacunación tampoco alcanzará en el segundo trimestre la velocidad esperada. La Comisión Europea ha reconocido este lunes que entre abril y junio solo espera que se distribuyan 300 millones de dosis, un 20% menos de lo previsto. Hasta ahora, Bruselas confiaba en recibir 300 millones procedentes de las tres farmacéuticas con vacunas autorizadas (Pfizer-BioNTech, Moderna y AstraZeneca) y llegar a los 380 millones con la probable incorporación de una cuarta (la de Janssen). Pero las cifras han sido revisadas a la baja y, según ha indicado la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, en una entrevista con medios alemanes, finalmente solo se recibirán 300 millones en total durante el segundo trimestre, lejos de los 380 millones a los que se aspiraba tras la llegada de Janssen.

El portavoz de la Comisión, Eric Mamer, ha confirmado el nuevo cálculo: “No hacemos distinción entre vacunas aprobadas o por aprobar. Se trata de la cifra total de las entregas estimadas para el segundo trimestre”.

Más información

La Comisión se niega a facilitar datos de despacho por compañías, pero todas las miradas se vuelven hacia AstraZeneca ante la falta de 80 millones de dosis también durante el segundo trimestre. Y las cifras no son definitivas, por lo que el agujero podría ser aún mayor si se produce algún percance en la producción europea o si la importación procedente de terceros países, que se ha planteado como alternativa, no se materializara finalmente.

El tropiezo de la distribución en el segundo trimestre se suma al batacazo del primero, en el que se calcula que se repartirá un 37% menos de lo previsto, alcanzando solo los 100 millones. BioNTech y Pfizer tuvieron que ralentizar su producción a principios de año para adaptar las líneas de fabricación, pero calcula que recuperará el terreno perdido. AstraZeneca, en cambio, solo despachará en el primer trimestre el 40% de lo contratado y en el segundo tendrá que recurrir a producción de la UE, pero aun así se quedará corta.

En total, la UE espera recibir en marzo unos 55 millones de dosis (que se suman a los 18 millones de enero y los 33 millones de febrero). Von der Leyen calcula que el ritmo se doblará a partir de abril, con 100 millones de dosis mensuales en total. Si se cumple el pronóstico, la UE recibirá 400 millones de dosis durante el primer semestre. La UE se ha propuesto vacunar antes de final del verano a 255 millones de personas (70% de la población adulta), un objetivo que, según la Comisión, todavía es factible.

Veto exportador

Pero los países europeos se muestran cada vez más inquietos ante los fallos de suministro, en particular por parte de AstraZeneca. La semana pasada, el gobierno italiano prohibió a la compañía la exportación de casi un cuarto de millón de dosis que preparaba con destino a Australia. El veto supuso el estreno del Reglamento europeo de autorización y control de las exportaciones de vacunas aprobado por la Comisión Europea a toda prisa en enero tras enterarse de que AstraZeneca no despacharía las dosis contratadas.

Ursula von der Leyen en el Parlamento Europeo este lunes.
Ursula von der Leyen en el Parlamento Europeo este lunes.FRANCISCO SECO / AFP

Bruselas avaló de inmediato el veto italiano. Y la presidenta Von der Leyen se ha mostrado este lunes firmemente a favor de repetir la prohibición en todos los países de la UE que sea necesario mientras la farmacéutica anglo-sueca no cumpla con lo previsto en los contratos. Mientras AstraZeneca “no pueda explicar por qué no despacha en Europa, tenemos un problema al ver que las dosis producidas aquí en Europa se van a otra parte”, ha señalado Von der Leyen, según declaraciones recogidas por Bloomberg. La presidenta ha advertido que “si una compañía no despacha, no podemos permitir sus exportaciones”. Y ha señalado que, en el primer trimestre, “AstraZeneca está entregando menos del 10%” de lo inicialmente previsto.

AstraZeneca es una de las seis compañías con las que el ejecutivo de Von der Leyen firmó contratos de reserva de compra por un total de 2.600 millones de euros. Con la problemática farmacéutica, en concreto, Bruselas reservó la posibilidad de adquirir 400 millones de dosis, pagaderos por los Estados miembros una vez entregadas.

Bruselas esperaba que la compañía entregase al menos 100 millones de dosis entre enero y marzo. Pero tras comunicar problemas de producción, se comprometió a entregar 17 millones en febrero y 23 millones en marzo, unas cifras que también están en duda a juzgar por el ritmo actual de entrega. AstraZeneca ha despachado poco más de 10 millones de dosis en los 27 Estados miembros, según los datos del Centro Europeo de Prevención y Control de Enfermedades. Solo entre Alemania y Francia, BioNTech y Pfizer han entregado más de 13 millones de dosis. Y en España, cuatro millones frente al 1,1 millón de AstraZeneca.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50