La crisis del coronavirus

Crece la tensión entre AstraZeneca y Bruselas antes de la reunión sobre el retraso en el suministro de vacunas

La farmacéutica confirma que acudirá esta tarde al encuentro, que según fuentes comunitarias había cancelado

Una médico militar prepara una dosis de la vacuna de AstraZeneca en Bath (Reino Unido), este miércoles.
Una médico militar prepara una dosis de la vacuna de AstraZeneca en Bath (Reino Unido), este miércoles.ADRIAN DENNIS / AFP

La temperatura de la discusión entre el laboratorio AstraZeneca y la Comisión Europea se eleva hasta cotas insospechadas ante el encuentro previsto para esta tarde, en el que la farmacéutica anglosueca ha de proporcionar información que justifique los retrasos en el suministro de su vacuna del coronavirus anunciados el pasado viernes. En un tira y afloja propio de una pugna política, a primera hora de este miércoles, el Ejecutivo comunitario aseguraba que el laboratorio había rechazado de forma unilateral acudir a la cita. “Efectivamente, AstraZeneca se ha retirado de la reunión”, confirmó una fuente de la Comisión. “Insistimos en que vuelvan para dar las explicaciones solicitadas”. Minutos después, el ministro de Sanidad de Austria afirmaba que la reunión había sido pospuesta al jueves. Finalmente, hacia el mediodía, ha llegado la confirmación por parte del laboratorio de que sí acudiría a la cita, a través de un comunicado: “Nos vamos a reunir con la UE esta tarde”.

Así que todo parece seguir igual, pero algo más enturbiado. El encuentro, previsto para las 18.30 de este miércoles, es la continuación del pulso que el Ejecutivo comunitario y los países miembros han mantenido con la farmacéutica desde que anunciara una reducción cercana al 60% de las dosis comprometidas con la Unión en el primer trimestre. La Comisión firmó en agosto con la compañía un acuerdo anticipado de compra para la adquisición de 300 millones de dosis de su fármaco, con la opción de comprar otros 100 millones.

Stella Kyriakides, comisaria europea de Salud. En vídeo, sus declaraciones este miércoles.JOHN THYS/POOL PHOTO VIA AP / VÍDEO: EBS-QUALITY

Los países europeos, muchos de los cuales han confiado sus campañas de vacunación a la llegada de esta vacuna, más barata y de logística más tradicional que las ya aprobadas de Pfizer y Moderna, contaban con el suministro inmediato de millones de dosis para los primeros días de febrero. Aunque aún no goza del visto bueno de la Agencia Europea del Medicamento (EMA, en sus siglas en inglés), su comité de expertos se reúne este viernes, en una cita en la que se espera que recomienden la autorización del fármaco para su uso en la UE.

Tras los encuentros mantenidos este lunes, en los que AstraZeneca dio explicaciones “insuficientes”, según la comisaria de Salud, Stella Kyriakides, Bruselas elevó la presión sobre la compañía al anunciar la puesta en marcha a finales de esta semana de un mecanismo para vigilar las exportaciones al extranjero de los laboratorios, dando alas a la sospecha de que AstraZeneca se estaría llevando parte de la producción europea fuera.

El director ejecutivo de la farmacéutica, Pascal Soriot, aseguró este martes en una entrevista con EL PAÍS que tal sospecha era falsa y que la revisión a la baja de las entregas se debía a la “mala suerte” en una de las fases del proceso de producción biotecnológica que se desarrolla en una de las fábricas europeas. La Comisión ha reaccionado molesta a la entrevista, al considerar que en ella el directivo ha hecho públicos detalles confidenciales de los contratos. Una fuente de Bruselas citada por Reuters ha exigido este miércoles a la compañía que haga público el contrato firmado.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Buscador de restricciones: ¿Qué puedo hacer en mi municipio?

- Así evoluciona la curva del coronavirus en el mundo

- Descárguese la aplicación de rastreo para España

- Guía de actuación ante la enfermedad

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50