Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La OMS reprocha a los países que cierren fronteras con China

El organismo urge a los países con "altos recursos" a compartir la información sobre los casos en su territorio

El responsable de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus. En vídeo, la OMS niega que haya una pandemia del coronavirus.

En la primera reunión de su Consejo Ejecutivo tras declarar la emergencia internacional por el coronavirus de Wuhan, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha lanzado este martes duros reproches contra algunos países por “estigmatizar” a China con restricciones al movimiento de personas y no compartir la información sobre los casos diagnosticados en su territorio.

“Recomendamos no imponer restricciones a los viajes y al comercio. Y 27 estados miembros han tomado medidas de este tipo”, ha criticado en Ginebra el director general del organismo, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

El dardo va dirigido especialmente a países que por su peso internacional pueden arrastrar a otros. Uno es Rusia, que ha cerrado los 4.300 kilómetros de su frontera con China. Otro, Estados Unidos, que ha vetado la entrada al país a los extranjeros que hayan visitado China en los últimos 14 días.

Para el director de la OMS, son medidas con “un alto impacto internacional” que no aportan beneficios de salud pública.

En España, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, se ha reunido con las comunidades para coordinar la respuesta frente al coronavirus e insistió en seguir los protocolos internacionales, informa Pablo Linde. Esto supone que no va a restringirse el tráfico de ciudadanos ni mercancías con ningún país. “Seguimos haciendo lo que recomiendan los expertos”, dijo.

Ghebreyesus también apuntó a los países más desarrollados por su poca disposición a compartir información. “De los 176 casos registrados hasta ahora fuera de China, la OMS ha recibido declaraciones completas solo del 38%. Algunos países de altos ingresos están muy atrasados al comunicar unos datos que son vitales para la OMS. No pienso que esto sea por la falta de medios”, comentó sarcásticamente.

El director del organismo ha escrito a todos los ministros de Sanidad para exigir más agilidad en un punto clave en la lucha contra el virus: la creación de una plataforma informativa sistematizada que ponga en común todos los datos epidemiológicos, clínicos y de investigación.

La delegación China tomó la palabra para subir el tono. “Es necesaria más solidaridad, pero algunos países han sobreactuado en contra de las recomendaciones de la OMS. Hay que terminar con unas acciones discriminatorias”, denunció.

El turno de preguntas abierto a las delegaciones evidenció que la posibilidad de que pacientes asintomáticos transmitan la enfermedad es una de las mayores preocupaciones de los gobiernos. “Tenemos informes de que estos casos pueden haberse producido, pero son necesarias más investigaciones para confirmarlo”, contestó Maria Van Kerkhove, responsable de enfermedades emergentes y zoonosis de la OMS. “A veces los pacientes primero no refieren síntomas, pero sí lo hacen al ser entrevistados, aunque sean leves”, añadió.

Los responsables de la OMS también aportaron nuevos datos sobre los síntomas e incidencia de la enfermedad, como que el curso de la enfermedad acaba con la vida de los casos más graves en un plazo de 7 a 10 días. También se precisó el periodo de incubación, de 1 a 12,5 días, aunque la OMS sigue recomendando 14 días para las cuarentenas. Y la transmisibilidad del virus —a cuántas personas sanas contagia una infectada— se sitúa en entre 1,4 y 4,9 en China.

La OMS cuantificó por primera vez los fondos que serán necesarios hasta final de abril para hacer frente al brote: 610 millones de euros. En esta primera fase, la mayor parte (580 millones) irán destinados a desarrollar medidas para que todos los países puedan identificar, diagnosticar, atender y cortar las cadenas de transmisión local del virus que puedan producirse.

Como ejemplo del trabajo en marcha, la OMS avanzó que el próximo viernes la práctica totalidad de los estados africanos dispondrán de los medios y conocimientos necesarios para hacerlo. A principios de esta semana solo Senegal y Sudáfrica estaban preparados. La llegada y propagación del virus en países con sistemas sanitarios precarios ha sido desde el principio una de las mayores preocupaciones del organismo.

El ejemplo lo ha puesto la delegación de Sudán, que mostró su preocupación por los agotados recursos en un país que ya lucha “contra otras cinco epidemias”.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información